21 de agosto de 2013 / 09:24 p.m.

Cruz Azul será un rival muy complicado por su condición de equipo grande, razón por la que el Puebla de La Franja busca adaptarse pronto a la idea que maneja el técnico, Rubén Omar Romano, a fin de mantener el paso positivo que dio inicio el fin de semana anterior con Chivas, según comentó el mediocampista Camotero, Diego de Buen.

"Cruz Azul es un equipo grande, ojala que nuestra afición venga y nos apoye para dar ese extra que nos ha faltado en casa para ganar los tres puntos. Será complicado tiene jugadores de mucha calidad, están bien dirigidos, si bien no vienen haciendo su mejor futbol, siempre es un rival peligroso".

El ex de los Pumas de la UNAM fue claro al señalar que la victoria obtenida en casa del Rebaño Sagrado a ellos dio el extra que necesitaban para seguir trabajando en busca del objetivo que se trazó, siendo la confianza un factor clave que deberá impulsarlos a mantener el buen camino en esta peligrosa afrenta.

"La confianza que adquirimos contra Chivas, el triunfo nos la dio, veníamos haciendo buenos partidos pero no habíamos concretado, los tres puntos del domingo pasado nos dan la confianza que nos venía faltando".

Sobre lo que al momento ha sido el sistema de trabajo bajo el mando del timonel argentino, De Buen destacó que poco a poco van entendiendo mucho mejor lo que él les exige, conscientes de que el cambio sería notorio en todos sentidos y de ahí que aún existan cosas pendientes por resolver.

"Rubén trabaja de una manera y tenemos que adaptarnos lo más pronto posible. Su forma de juego es esa, estamos trabajando para jugar como él quiere, pero vamos bien, creo que a todos nos gusta tener la pelota, entonces nos acoplamos la más pronto posible", culminó el centrocampista Camotero. 

Edgar González