15 de junio de 2013 / 05:12 p.m.

 Monterrey  • La dificultad en el proceso de pérdida de custodia ha reducido al menos un 40 por ciento las adopciones en el estado deNuevo León, especialmente aquellas que se tramitan por medio del Centro Capullos en el Desarrollo Integral para la Familia.

Alejandro Morton Martínez, director de este espacio, explica que mientras en 2010 lograron colocar a 48 menores, para 2011 la cifra había reducido un 27 por ciento, a 35, y en los primeros meses de este año sólo van 18.

Además los pequeños disponibles para adopción hasta este momento suman solamente 24, por lo que la cifra mostrará un decremento notable.

“Se ha observado en los últimos años una disminución de los niños disponibles y liberados jurídicamente para ser dados en adopción.

“La cantidad de matrimonios que desean adoptar, bueno, ésa podríamos decir que va a la alza, actualmente tenemos 150 solicitudes, pero al conocer la realidad institucional, algunos prefieren buscar en otra institución o en algún otro estado”, dijo.

Sin embargo, hay poco más de mil niños y adolescentes en las casas hogar del estado, algunos de los cuales ya están en situación de abandono institucional, pero debido a los trámites judiciales necesarios, no están en condiciones legales de incorporarse a una nueva familia.

En Nuevo León existen tres formas por medio de las cuales un niño puede ser dado en adopción: cuando se encuentra en situación de abandono y sin identidad; por pérdida de patria potestad, y la tercera es la cesión, cuando los padres o quienes tienen la custodia deciden cederla voluntariamente a alguien más.

Es en la segunda, el trámite judicial, donde está el principal obstáculo para que una cantidad muy grande de menores se queden sin oportunidad de ser adoptados.

Sólo en Capullos hay 23 niños cuyas posibilidades de regresar a su familia de origen están totalmente descartadas y se encuentran en juicio.

“El juicio de patria potestad representa en nuestro parecer varios obstáculos que lo prolongan; como es la notificación a los abuelos, cuando los padres ya están al tanto del trámite la ley te pide también que notifiques a los abuelos, muchos de ellos, como son migrantes hay que buscarlos en otros estados.

“Se debe enviar una notificación judicial a los abuelos, que en muchas ocasiones ni siquiera saben que tienen nietos, pero es un requisito de procedimiento para el juicio de adopción que lo hace más largo”, explica el funcionario estatal.

Morton Matrínez dice que hay juicios que pueden liberarse en seis meses, pero algunos otros pueden tardar más de dos años y durante este tiempo, los menores deben quedarse en las instituciones, sin acceso a una familia.

El director de Capullos reitera que el mayor esfuerzo debe darse justamente en esta área, en cuanto a una modificación a los requerimientos para el juicio de la pérdida de patria potestad, porque a este proceso hay que sumarle posteriormente los tiempos y protocolos del juicio de adopción, que los menores también tienen que enfrentar dentro de alguna institución.

El funcionario estatal informó que justamente éste es el caso más frecuente por el que se da una adopción, en segundo lugar se encuentra el consentimiento, y muy rara vez se da el caso de abandono sin identidad.

 — DANIELA MENDOZA LUNA