23 de abril de 2013 / 02:07 a.m.

Doctor Arroyo.- • El diputado federal Marco González Valdez culpó a la burocracia de que la federación aún no haya declarado a Nuevo León en estado de desastre por la sequía.

Tras criticar los procesos que se establecieron en la administración federal de Felipe Calderón Hinojosa, dijo que la declaratoria de emergencia podría salir esta semana, gracias a las gestiones de funcionarios del gobierno actual, como el titular de la Sagarpa.

Mencionó que operar con programas viejos no facilita la solución para los problemas actuales como la sequía.

"Tenemos que recordar que venimos con un esquema de la administración pasada federal, que son los mismos programas, son las mismas reglas de operación, el presidente entró el primero de diciembre, nosotros autorizamos el presupuesto para mediados de diciembre, entonces no hubo tiempo para cambiar los programas", dijo.

El legislador visitó este lunes el distrito 9 federal que representa en la Cámara de Diputados e informó a los habitantes del municipio de Doctor Arroyo que están realizando una propuesta para crear un fondo especial para apoyar a los estados que presenten contingencias climatológicas.

"Venimos a decirles que tenemos la urgencia de crear un fondo especial para contingencias climatológicas a nivel federal que dé una respuesta rápida y que no sea un tema de repente burocrático y difícil con las reglas de operación y estamos trabajando en eso para que el próximo año haya un fondo especial efectivo", señaló.

Aunque podría ser esta semana cuando se declare a Nuevo León en estado de desastre por la sequía, el apoyo económico podría tardar hasta cinco meses en llegar a la gente, pues se tienen que realizar otros procedimientos.

"Los apoyos no son de la noche a la mañana, va ser un procedimiento que tardan de tres a cinco meses en llegar", adelantó.

Por ello, esperan que la propuesta de un fondo especial para contingencias pueda quedar listo antes de que se presente el presupuesto federal en septiembre.

SANDRA GONZÁLEZ