15 de enero de 2013 / 07:11 p.m.

 El director de Atención de Asuntos Religiosos de la Secretaría General de Gobierno, Francisco Zavaleta Rojas, reconoció que se ha activado un protocolo de mediación para lograr que el indígena que fue desterrado de la comunidad de Villa Hidalgo Yalalag por no profesar la religión católica pueda regresar a su comunidad.

El funcionario aceptó que en otras tres comunidades se han reportado destierros por intolerancia religiosa, entre ellos los registrados en San Andrés Yaa, Sabinillo, Tonalá y Santa María Yohuche.

Indicó que la mayoría de los conflictos han sido resueltos mediante la vía de conciliación.Dijo que en el caso de Villa Hidalgo Yalalag se ha tenido acercamiento con la autoridad municipal del lugar, que demandó el pago de 25 mil pesos como acuerdo, para que Policarpo Huitromp Revilla, y su familia puedan regresar a su pueblo natal y recobrar sus derechos como ciudadano.

También se le ha pedido que cumpla con su cargo como mayordomo de la iglesia del lugar, y en consecuencia, nombre a un sustituto que pueda cumplir con sus deberes con la comunidad.

La comunidad indígena de Villa Hidalgo Yalalag, que se localiza en la Sierra Norte de Oaxaca desterró al implicado por que se negó a ser mayordomo de las fiestas del pueblo.

 — OSCAR RODRÍGUEZ