4 de julio de 2013 / 02:46 a.m.

Monterrey.- Los recreos para los pequeños del jardin de niños David Alfaro Siqueiros son de sol y caídas.

Todo se podría remediar con un emparejamiento del suelo y un techo sobre el patio, que no es muy grande, pero cuyo costo es muy alto para las finanzas del plantel, que comparte espacios con otro jardín de niños, el Ricardo Flores Magón, en el turno vespertino.

Aunque están en el programa "Escuelas con Calidad", lo que les asignaron no alcanza. Apenas para 35 metros cuadrados de techado, cuando son poco más de 150.

Lo que requieren está presupuestado en alrededor de 188 mil pesos. La esperanza está en el diputado Edgar Romo, que hace 15 días les prometió conseguir recursos, y en el legislador federal, Alberto Anaya, quien también les ofreció apoyarlos.

Hasta hace poco, la escuela tenía un techo natural, formado por la rama de los árboles que se secaron durante la helada de hace algunos años. Eso obligó a quitar los troncos secos, con lo que quedaron a expensas del sol, y con un suelo irregular que les ha traído problemas, dice la directora del turno matutino, Mayra Morales.

Los niños y sus papás han colaborado, con el pago de sus cuotas voluntaruas y reuniendo hasta envolturas de fritangas que les compró una empresa de reciclaje.Pero les falta, y no saben quién podrá ayudarles.

Redacción