18 de septiembre de 2013 / 04:49 p.m.

El Valencia arranca este jueves en Mestalla su participación en la Liga Europa con la visita del "Spanish" Swansea de Michael Laudrup, ante el que tratará de cambiar la mala dinámica y la peor imagen ofrecida en la Liga, donde encadena tres derrotas.

El equipo de Miroslav Djukic afronta esta competición con el mejor coeficiente de todos los equipos participantes y incluido en un grupo que comparte, además de con el equipo galés, con el Saint Gallen suizo y el Krasnodar ruso.

Las dudas que ha generado el equipo con sus malas actuaciones en la Liga ha provocado que este partido haya cobrado una dimensión mayor de lo esperado.

Djukic está obligado a encontrar la fórmula para reactivar un equipo sin alma ni actitud. Un buen resultado ante el rival más potente del grupo supondría un primer paso en pos de este propósito.

Para este encuentro, el técnico serbio no podrá contar con el centrocampista Míchel Herrero, que deberá cumplir un partido de sanción pendiente de la pasada campaña cuando militaba en el Levante. Además, por decisión técnica ha prescindido de Oriol Romeu, Víctor Ruiz y Joao Pereira, al que el técnico ha dado descanso esta semana.

Vicente Guaita será el responsable de defender la portería valencianista en sustitución del brasileño Diego Alves, que ha sido uno de los jugadores más destacados en las últimas semanas.

En la defensa, Antonio Barragán se estrenará esta campaña en el lateral derecho, ya que todavía no ha disputado ni un solo minuto en competición oficial. Adil Rami, Mathieu y Andrés Guardado completarán la línea defensiva.

En el centro del campo, regresará Javi Fuego como pivote defensivo para acompañar a Éver Banega, que retrasará su posición para actuar como organizador del juego ofensivo. Pabón y Feghouli ocuparán las bandas en el ataque valencianista, mientras que Sergio Canales jugará como mediapunta para acompañar a Hélder Postiga.

Por su parte, el Swansea, con ocho españoles en su plantilla, debutará con la baja del extremo derecho y exvalencianista Pablo Hernández, que no podrá disputar el encuentro ante su antigua afición debido a una distensión en los isquiotibiales.

Antes de quedar descartado para el partido, el español se había mostrado satisfecho por regresar a "un gran estadio" como Mestalla y jugar ante "una gran afición".

Laudrup ya superó las expectativas del modesto club galés la pasada campaña al conquistar la Copa de la Liga inglesa (Capital One Cup), el primer trofeo de importancia en las vitrinas del Liberty Stadium, que le abrió las puertas de Europa.

El Swansea, uno de los equipos revelación en la liga inglesa la pasada temporada, ha sufrido para arrancar en esta campaña, en la que perdió los dos primeros partidos de liga, ante el Manchester United (1-4) y el Tottenham (1-0).

El pasado lunes, sin embargo, los de Laudrup dieron un golpe sobre la mesa al amargar la jornada al líder de la tabla, el Liverpool, que se dejó los primeros puntos de la temporada en el Liberty Stadium (2-2).

Ante el Valencia, Laudrup podrá contar de nuevo con el delantero marfileño Wilfried Bony, que tuvo que retirarse del duelo ante los "reds", así como con el español Miguel Pérez "Michu", la principal estrella de los "Swans".

EFE