6 de septiembre de 2013 / 12:11 a.m.

Primero en su charla sobre Marketing Político, y posteriormente en rueda de prensa, el ahora conferencista defendió el aval a la mariguana, al advertir que se trata de una tendencia que ya no se puede revertir en el país.

Monterrey • En su visita a Nuevo León como invitado al Foro Nacional de Mercadotecnia y Estrategia, el ex presidente de México, Vicente Fox, no perdió la oportunidad de hacer propaganda a sus campañas personales: la legalización de la mariguana y la estrategia fallida de su sucesor en el combate a las drogas.

Primero en su charla sobre Marketing Político, y posteriormente en rueda de prensa, el ahora conferencista defendió el aval a la mariguana, al advertir que se trata de una tendencia que ya no se puede revertir en el país.

"Hay una respuesta enorme en México y mucho más enorme fuera de México, esto ya es un camino que se va a recorrer, ya no tiene marcha atrás, las aprobaciones se van a desgranar una tras otra".

"En México ya entra formalmente iniciativa al Congreso de la Unión, ya entra a iniciativa a la Asamblea de la Ciudad de México. Por tanto es un proceso que nadie puede detener, el cambio está tocando a la puerta, es la última frontera de las prohibiciones", sentenció.

No obstante, el ex mandatario negó que en alguna ocasión haya utilizado esta droga, y señaló que su tema no era participar del consumo, sino presentar una solución a la problemática que existe.

Fox hizo una comparación entre la guerra contra el terrorismo emprendida por George Bush como presidente de los Estados Unidos y la iniciada por Felipe Calderón contra el narcotráfico, las cuales, desde su perspectiva, presentaron la misma deficiencia.

"Lección: no vayas a una guerra si no la planeas bien y si no la vas a ganar, porque se te revierte (…) esto fue lo que le pasó a Calderón. Él pensó que en tres meses, metiendo al Ejército aplacaba a los rijosos, los echaba para fuera del país y acababa con la droga".

"Y resulta que acabó seis años después con 80 mil muertos, con más consumo que nunca de droga, con más problemas de lavado de dinero y con más cosas".

Expresó que existe una transición en la forma que el Gobierno enfrenta el problema, al menos desde el punto de vista en que se maneja, aunque consideró que faltan las soluciones de fondo, entre ellas, el uso de la inteligencia que sustituya a la violencia.

En el caso de Nuevo León, aseveró que los regiomontanos se han fajado en el combate al crimen y pronosticó que la situación mejorará para el estado.

Reformas son necesarias

Durante el evento, Vicente Fox Quesada señaló que las reformas energéticas y fiscales "se tienen que hacer", pues el país ya perdió demasiado y se encuentra rezagado frente a otros países, con casos como el de Pemex, provocando que la paraestatal se suma en la mediocridad.

El ex mandatario federal precisó que la reforma a Pemex no debe quedar en un simple papel, y llamó a combatir la corrupción que la queja desde hace años.

A pregunta expresa, se dijo culpable de generar expectativas de más como presidente de México, pero aseguró que esto era necesario para sacar al PRI de Los Pinos.

LUIS GARCÍA