31 de diciembre de 2013 / 12:54 a.m.

La selección de Ghana tendrá en la Copa del Mundo Brasil 2014 apenas su tercera participación en este tipo de justas, luego que en las dos anteriores actuaciones ha dejado una grata sensación e imagen no solo a sus seguidores, sino al aficionado en general, tras desplegar un futbol ofensivo y de espectáculo.

Afiliada a la FIFA desde 1958, un año después de su fundación como Asociación de Futbol de Ghana, esta selección africana compitió por vez primera en un mundial mayor en Alemania 2006, en donde rompió con todos los pronósticos al avanzar a octavos de final, con un futbol ofensivo y de gran verticalidad.

Ghana terminó en esa justa en el sitio 13, cuando sus expectativas eran solo las de competir de forma digna en su grupo y adquirir experiencia, sin embargo, el fuerte equipo que llevó, repleto de jugadores talentosos y con un físico bien trabajado en el gimnasio, lo llevaron a dar esta grata sorpresa.

Dicha actuación no fue obra de la casualidad, ya que en Sudáfrica 2010, el primer mundial en territorio africano, las llamadas "Estrellas Negras" superaron de gran forma su participación previa tras llegar a cuartos de final y terminar en un honroso séptimo sitio general.

En Alemania 2006, Ghana fue incluida en el Grupo E, al lado de las selecciones de Italia, República Checa y Estados Unidos, y luego de sus tres primeros juegos logró avanzar como segunda de sector, por debajo de los jugadores del "país de la bota".

Vencieron por 2-0 y 2-1 a República Checa y Estados Unidos, de manera respectiva, y perdieron 2-0 con Italia en su debut mundialista, para sumar seis puntos, con cuatro goles a favor por tres en contra.

Ya en los octavos de final, la todavía inocente Ghana tuvo la mala suerte de enfrentar al poderoso y experimentado Brasil, el cual no tuvo piedad de sus rivales tras golearlos por 3-0 y mandarlos de regreso a casa, pero con una misión más que cumplida.

En Sudáfrica 2010, Ghana jugó en el Grupo D, al lado del favorito Alemania, Australia y Serbia, y al término de los tres partidos de esta ronda calificó como segundo de sector, con cuatro unidades, por detrás de los germanos (6).

Los africanos debutaron con triunfo 1-0 sobre Serbia, luego empataron 1-1 con Australia y cayeron ante Alemania por la mínima diferencia, con lo que avanzaron a los octavos de final con buenas expectativas de superar lo hecho en 2006, lo que al final consiguieron con éxito.

Ahí se midieron a Estados Unidos, al que derrotó 2-1 en tiempo extra, con lo que avanzó a cuartos de final para superar su propia actuación en el anterior mundial y empatar la mejor actuación en toda la historia de una selección africana en este tipo de justas.

Convertida en una de las favoritas y sobre todo, apoyada por el público sudafricano que la veía como selección de casa, Ghana enfrentó en cuartos de final a Uruguay, con el que protagonizó un emotivo partido que se fue hasta los tiros de penas máximas, tras quedar empatado en 1-1.

En la tanda de los penalties, Ghana demostró su nerviosismo y falta de experiencia en este tipo de situaciones, en las que los charrúas son expertos maestros, para caer finalmente por 4-2 y perder la posibilidad de avanzar a semifinales, algo que hubiera sido histórico para los equipos africanos.

Experta en mundiales juveniles tras ser campeona en Italia 1991 y en Ecuador 1995, ambas en la categoría Sub-17, y en Egipto 2009 en Sub-20, Ghana tendrá en Brasil 2014 su tercera participación, con la clara meta de superar sus dos anteriores resultados, que sería llegar a la etapa de las semifinales.

NOTIMEX