10 de abril de 2013 / 10:28 p.m.

La medida sería un protocolo al que estarán sujetos los titulares e integrantes de los tres niveles de gobierno, en un intento de fortalecer la información y fomentar la transparencia, donde también se incluye el correo electrónico.

 Cuernavaca • El Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso del estado, busca convertir en una obligación establecida de todos los funcionarios de Morelos, su integración plena a las redes sociales a través de un protocolo que los obligaría a difundir información sobre su desempeño público y conducirse con verdad.

A través de una iniciativa que será presentada este jueves por el líder de la fracción parlamentaria del blanquiazul, Javier Bolaños Aguilar, el panismo intentará enviar de forma obligada a los funcionarios a utilizar las redes sociales y el correo electrónico como parte de su desempeño público, y aún cuando la mayoría de los actores políticos ya lo hacen, el protocolo intentará conducirlos, orientarlos y hasta acotarlos.

"Los objetivos generales del Protocolo, son contribuir a la consolidación de un Gobierno Digital que mantenga informado al ciudadano, lo acerque a los servicios públicos, consolide la transparencia en la función pública y permita la socialización del conocimiento, mediante la entrega de información certera a los usuarios, que decidan suscribirse a los contenidos y recibir actualizaciones de las publicaciones", refiere el texto central de la iniciativa.

El funcionario con mayor actividad en redes sociales es el propio gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú, quien a través de su cuenta ha hecho públicas detenciones, acciones contundentes para el estado o su opinión sobre temas políticos locales, nacionales o internacionales, como cuando en ocasión dela reeleción del Presidente de EU, Barak Obama, buscó evidenciar su cercanía con el polítco norteamericano y su esposa Michelle. Pero en todos los casos genera retroalimentación y, por ende comunicación, con la comunidad tuitera.Sin embargo, ningún funcionario está obligado a tener cuenta de redes sociales o al uso del correo electrónico.

Hay, incluso, algunos de ellos que han decidido no sumarse a esta forma de comunicación, o han abierto sus cuentas, abandonándolas al poco tiempo.

La iniciativa panista se hace énfasis en que la utilización de las Redes Sociales y de Cuentas de Correo Electrónico, por parte de los funcionarios públicos, también consolidarían los trabajos realizados a favor del Estado entre la ciudadanía y el público en general a través de Internet; les permitirá alcanzar a públicos que difícilmente obtendrían información sobre las distintas entidades de gobierno, a través de los medios de comunicación masivos y acercaría a los ciudadanos pertenecientes a comunidades virtuales a través de sitios web de redes sociales.

"De aprobarse este protocolo los servidores públicos que usen redes sociales para difundir sus actividades, deberán conducirse con verdad y observar las normas del mismo. Desde luego, quedaran exentas de esta normativa, las cuentas y correos personales de los funcionarios", refiere el documento en donde también se destaca que esta propuesta busca también que las entidades gubernamentales así como sus integrantes aprovechen los canales para la difusión de información, cuente con espacios para recibir sugerencias del público para la mejora de los servicios que proporcionan los gobiernos y aclaren o complementen la información que érroneamente erróneamente sea difundida en las mismas redes sociales o en otros medios de comunicación.

DAVID MONROY/ CORRESPONSAL