16 de febrero de 2015 / 02:38 p.m.

Guerrero.- Al ser elegido candidato al gobierno de Guerrero por Convención Estatal, Héctor Astudillo Flores hizo llamados a la unidad, la reconciliación y la honestidad entre los priistas para cambiar al estado de Guerrero.

Afirmó que el PRI de Guerrero tiene "enormes expectativas para recuperar la gubernatura, así lo dicen las encuestas que he visto", aseguró, en entrevista al término del acto político.

También arremetió contra los gobiernos emanados del PRD, y sin llamarlos por su nombre afirmó que diez años (seis en la administración de Zeferino Torreblanca y cuatro que cumplirá el gobierno de Ángel Aguirre y el tramo de diez meses que le falta al mandatario interino Rogelio Ortega) han sido tirados a la basura en tiempo y esfuerzo de todos los guerrerenses.

"Hoy estamos peor que antes, no cumplieron la palabra e hicieron de Guerrero lo que quisieron, no pudieron con el paquete. El reto les quedó muy grande tenemos que cambiar la ruta, no podemos seguir siendo los primeros en todo lo malo y los últimos en todo lo bueno", dijo el aspirante por segunda ocasión al gobierno del estado, Astudillo Flores.

Desde temprano militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional vitorearon al ahora candidato al gobierno de Guerrero, Astudillo.

Al acto también acudieron líderes del Verde Ecologista y el ex diputado federal del Partido del Trabajo, Félix Castellanos.

Ante más de cinco mil delegados y militantes, Astudillo Flores, advirtió que el PRI será la opción de gobierno que no permitirá más mentiras y exigirá que en todo momento se le hable con la verdad.

El abanderado priista dijo que no permitirá que la violencia continúe apoderándose de las calles y sobre todo de la tranquilidad de los hogares de los guerrerenses.

"Es inaceptable que en Guerrero se cometan tres veces más homicidios que a nivel nacional y esa no puede ser nuestra realidad. La violencia no puede ser lo que caracterice a nuestros estado, entre todos tenemos que empujar para que Guerrero llegue a donde el imperio de la ley sea absoluto", comentó en candidato.

Al recinto del Centro Internacional Acapulco (CIA) arribaron priistas de las siete regiones de Guerrero, donde tras un templete había una enorme manta con la leyenda "Un Guerrero distinto comenzó hoy", en medio una enorme pantalla y al otro extremo las siglas del PRI.

Ahí se congregaron priistas de viejo y nuevo cuño como el ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, y su hijo, virtual aspirante a la alcaldía porteña. También estaba el senador René Juárez Cisneros y decenas de jóvenes agrupados en el Movimiento Juvenil Revolucionario (MJR).

FOTO: Especial MILENIO DIGITAL/JAVIER TRUJILLO