24 de junio de 2013 / 12:51 p.m.

Luego de concluir el trabajo matutino en las playas de Cancún, Sergio "Matute" García habló en vivo para la afición regiomontana desde Cancún a través de los micrófonos de Multimedios Deportes.

Ameno, con mucha seguridad y decisión el arquero felino dejó en claro que buscará dar todo en los trabajos de cada entrenamiento por la búsqueda de la titularidad.

"El hecho de que haya visto que a la gente no haya sido de su desagrado, que yo haya llegado al equipo es muy importante para mi", reconoció el arquero.

El arquero compartió el maratónico viaje que tuvo que hacer el jueves pasado para conocer a su primogénita Renata, la cual espera venga con torta bajo el brazo.

"Fue un viaje maratónico, entrene a las 7 am, el vuelo fue a las 11, viaje a Guadalajara y rápido al taxi, lamentablemente no llegué al parto pero justo vi cuando la llevaron a la incubadora, tuve todo el día en el hospital y a las seis de la mañana salió mi vuelo para acá, ojalá y traiga torta bajo el brazo, no sólo para mi sino para el equipo", expresó.

Explicó las diferencias que hay entre el y su homólogo Enrique Palos con quien disputará la titularidad, sobre todo porque en su caso Matute es más expresivo, algo en lo que también sus compañeros se deberán acostumbrar."Es cierto cuando ya se conocen como compañeros a veces no ocupas pedir las cosas, se sobre entiende lo que quieres o puedes hacer, pero en entrenamientos ves de que pie cojea cada uno, trataré de en los momentos que me toque participar acoplarme", señaló.

Así es Sergio García, el Matute, el recién llegado pero decidido a pelear con todo por defender el arco de Tigres el próximo torneo.

José Luis Garza | Enviado