21 de mayo de 2013 / 07:36 p.m.

El buen momento que vive Cruz Azul no hace temer al mediocampista de América, Jesús Molina, por el contrario, lo considera como algo positivo para poder ofrecer un espectáculo digno con resultado favorable para su escuadra.

"Pienso que es bueno que Cruz Azul haya retomado la confianza, eso hará una final espectacular para que dentro de la cancha se reflejé esa confianza, que la gente salga contenta y que el resultado sea en favor del América", dijo.

En conferencia de prensa en las instalaciones de Coapa el ex jugador de Tigres de la UANL aclaró que más que pensar en la racha de subcampeonatos que acumula su rival y en las probabilidades que dicen está cerca de terminar con esta racha, prefiere enfocarse en lo que significaría para las Águilas ser el mejor equipo de esta temporada.

"Me preocupo más por el campeonato de América, no por los subcampeonatos de Cruz Azul. Nuestro objetivo es levantar la Copa en casa, pero no será fácil", reconoció.

Aceptó que en el seno del plantel la ilusión por levantar el trofeo de campeones está intacta, algo por lo que han luchado desde el primer día que comenzó la pretemporada.

"Estamos muy ilusionados, comprometidos. Desde que empezó el torneo nos fuimos trazando metas y cumplimos calificar, ahora estamos en una instancia planeada y hay que culminar la obra. Estamos ante la oportunidad de dejar huella porque es lo que buscamos: Dejar historia en un gran equipo", comentó.

Reconoció que "hay gran felicidad de parte de nosotros. Es la primer final que disputamos y la alegría es grande,

pero conscientes de que no se ha logrado nada. Estamos a dos partidos de entrar en la historia del club América, depende de nosotros estar concentrados 180 minutos para hacer algo grande".

Finalmente, aunque reconoció que sí existe una dependencia hacia el delantero ecuatoriano Christian Benítez, dijo que la labor de este jugador sería imposible sin el apoyo de sus compañeros.

"Para eso se les compra, cuestan mucho para que hagan su trabajo. Lo hemos ido aceptando y nos tiene en esa instancia, pero para que un jugador sobresalga tiene que tener la solidaridad de los 10 restantes porque nadie es tan bueno como todos juntos", remarcó.

Notimex