18 de septiembre de 2013 / 09:05 p.m.

Colima • Como consecuencia de los daños ocasionados por la Tormenta Tropical “Manuel”, diputados locales por conducto de la Comisión Permanente, aprobaron por unanimidad un exhorto al titular del Poder Ejecutivo del Estado para que en coordinación con las delegaciones federales y presidentes municipales, declare zona de desastre a la entidad y pueda acceder al Fondo de Desastres Naturales(FONDEN).

Para acelerar la ayuda, los legisladores harán un exhorto al Congreso de la Unión, para que el Estado de Colima, acceda oportunamente a los recursos que se prevén en el FONDEN, con el objetivo de restablecer los servicios públicos, infraestructura y patrimonio de las familias afectadas por el paso del fenómeno meteorológico “Manuel”.

Asimismo pidieron a las autoridades estatales y municipales en materia de desarrollo social, para que impulsen un programa social orientado a brindar la asesoría técnica y apoyo necesario para reubicar a las personas y familias que se localizan en zonas de riesgo.

En Sesión Permanente aprovecharon para reconocer al presidente, Enrique Peña Nieto por la oportuna intervención de su gobierno y las acciones de coordinación llevadas a cabo por conducto de Jorge Carlos Ramírez Marín, representante del presidente de México y titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano.

Cabe señalar que la tormenta tropical ‘Manuel’ generó lluvias por 46 horas continuas, causando daños por inundaciones en parte de las comunidades de Las Conchas y Callejones, el desbordamientos de ríos y arroyos en los municipios de Armería, Tecomán, Manzanillo y Coquimatlán, provocando en este último municipio la incomunicación de las comunidades de El Chical y La Sidra, de igual que en el Municipio de Villa de Álvarez, en la comunidad de Agua Dulce y quedó incomunicada debido a la creciente del arroyo de dicho lugar.

En la comunidad de la Tepamera en el Municipio de Ixtlahuacán una familia se encontraba totalmente incomunicada, por lo que tuvieron que acudir los equipos de protección civil a su rescate y salvaguardar su integridad.

La infraestructura carretera sufrió importantes afectaciones a consecuencia de derrumbes y deslaves, como es el caso de la autopista Colima-Manzanillo y Colima-Guadalajara, además de las carretera Villa de Álvarez-Minatitlán, aunado a los innumerables cierres a la circulación dentro de las zonas urbanas de los diez municipios.

En los diez municipios también fueron afectadas gravemente las calles y sus pavimentos provocando inmensos baches, situación que pone en riesgo a los automovilistas y sus familias.

En cuanto al campo colimense, en los Municipios de Ixtlahuacán, Manzanillo y Tecomán, las plantaciones de plátano, papaya y guanábana han sufrido afectaciones importantes, lo que representa cantidades importantes de toneladas de producto perdido cuantificándose sólo en el Municipio de Tecomán en 150 millones de pesos.

De igual forma, en todo el Estado se presentaron afectaciones a viviendas por inundaciones cuyos montos de los daños materiales no se han terminado de cuantificar.

ÉDGAR RODRÍGUEZ H.