15 de octubre de 2013 / 11:10 p.m.

García.- La Secretaría de Educación atiende a través del departamento de Seguridad Escolar el caso de las gemelas que fueron golpeadas por una compañera, afuera de la secundaria número 125 "Manuel Tolsá y Sarrión", de la colonia Fuentes del municipio de Juárez.

La titular de la dependencia, Aurora Cavazos indicó que se canalizó al área psicosocial a las menores involucradas para determinar si existe algún problema de fondo y tomar las medidas necesarias.

De acuerdo a los protocolos del manual de seguridad, que promoverán en los medios de comunicación este martes, cuando se presenta un caso de agresión se da conocimiento a la oficina regional.

“Se reporta a la oficina regional, cada municipio tiene una sede regional de educación, el tema se trata y canaliza según la temática para ver qué área le corresponde, en este caso es el área de básica que tiene el departamento de control que es en el tema de seguridad, que hay protocolos, hay lineamientos, reglamentos que ceñirnos y estar trabajando”, indicó.

Aunque padres de familia han pedido la expulsión como castigo para los estudiantes agresores, la secretaria de educación subrayó que esta no es la solución para erradicar el bullying.

Para ello existen programas de tratamiento y terapias para incluir a los menores que tienen algún desorden psicológico.

“Expulsar de las escuelas a los alumnos no es la medida, tenemos muy bien diseñados los programas de tratamiento, de terapias, de inclusión porque abortar a los niños hacia afuera a la calle eso propiciaría más riesgo y más violencia y sobre todo tienen derecho a la educación”, dijo.

Con el manual de seguridad la Secretaría de Educación planea llegar a los padres de familia, alumnos y maestros y actuar en conjunto contra la agresión escolar.

“Detrás de cada comportamiento de un alumno hay algo, hay que explorar ese comportamiento y ver cómo puedes combatir un comportamiento inadecuado, siempre tenemos un tratamiento y hacer un estudio de caso, no podemos ser reactivos ante este comportamiento porque detrás de ese alumno algo nos está diciendo entonces hay que tratar con él para corregirlo y enmendar y para incluirlos, la solución no es expulsarlos sino trabajar con ellos y ver la forma en que su inclusión al centro escolar sea la apropiada”, añadió.

Ante los recientes casos que se han presentado de agresión entre alumnos de educación básica, se solicitó la colaboración de los padres de familia para evitar que se sigan presentando.

Sandra González