23 de enero de 2013 / 03:46 p.m.

Monterrey.- Aunque se trata de un proyecto en estudio, el municipio de Monterrey busca el como si incluir a los comerciantes informales en el reordenamiento contemplado para Monterrey Histórico.

Sandra Pámanes, secretaria del Ayuntamiento, aclaró que no hay una decisión tomada al respecto, pero aseguró que existen mecanismos para incorporar a la legalidad a los puesteros y, con ello, abrirles las puertas al plan turístico que iniciará en marzo próximo.

El posicionamiento se da luego de que el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Ramón Cantú, advirtiera que esta posibilidad se consultará con los agremiados para determinar si apoyan la presencia de oferentes informales en el proyecto.

Ayer, la funcionaria municipal confirmó que existen opciones para que los puesteros que hoy ocupan las calles den el brinco a la formalidad.

"Hay una posibilidad de ello, hay mecanismos que el mismo Gobierno federal tiene para poder realizar esta actividad y que no se convierta esto en un punto de critica de lo que se genera en sì en un comercio formal establecido, en el sentido de no aportar el pago de impuestos, o no la gratificación hacia el gobierno federal o los gobiernos municipales.

"Es ahí donde queremos crear un esquema muy completo, donde nos ayude a que podamos ver como una integralidad en el centro de la ciudad lo que es el comercio informal y el comercio formal, estamos en un punto de diálogo", precisó.

Pàmanes sostuvo que el reordenamiento como plan se integra con las opiniones de todos los involucrados, incluidos los comerciantes formales e informales, con la intención de llegar a un punto medio que deje satisfechos a todos.

Adicionalmente, descartó que una eventual opinión en contra de los negocios afiliados a Canaco pueda dejar fuera de Monterrey Histórico a los oferentes.

"No necesariamente, creo que vamos avanzando en un diálogo, todas las voces son importantes y a todas hay que darles su mismo peso y su valoración. Ni siquiera se ha planteado así con la Cámara de Comercio (sic), hemos valorado muchísimo sus planteamientos", refirió.

Los alcances del reordenamiento, que en una segunda etapa abarcaran fuera del polígono del proyecto turístico, estarán en función del análisis que realicen a manera de comité técnico entidades como la Secretaría de Desarrollo Urbano, el Instituto de Planeación Municipal, universidades y los propios comerciantes.

Hasta el momento, las centrales obreras y asociaciones independientes que representan a vendedores de vía pública han mostrado disposición a dialogar sobre el siguiente paso.

"No quisiera avanzar mucho en el detalle, en cómo estamos pensando en poder establecerlo, pero si te puedo decir que a final de cuentas todos ellos (los comerciantes informales) tenían una actividad y han tratado de encontrar esos espacios en algunas otras vías públicas".

Pese a los intereses encontrados, la secretaria del Ayuntamiento aseguró que existe una solidaridad entre las partes involucradas.

LUIS GARCÍA