16 de julio de 2013 / 02:54 p.m.

Monterrey • A fin de controlar el endeudamiento de los estados fue que se propuso la modificación la fracción VIII del Artículo 117 constitucional, para que cada solicitud de deuda se realice a través de una licitación pública y no en forma directa.

"Con esta reforma lo que vamos a hacer es obligar a los municipios y a los estados a que cuando vayan a contratar deuda pública, el banco que presente la mejor propuesta o que presente la tasa de interés más baja y más competitiva es el que se va a quedar con el crédito", explicó Víctor Fuentes Solís, diputado federal panista por Nuevo León, quien es el responsable de esta iniciativa.

El legislador explicó que uno de los motivos que impulsaron el desarrollo de este anteproyecto fue el combatir la corrupción de cuello blanco.

"La deuda pública, al día de hoy, se estaba manejando en lo oscurito. Se estaba asignando de manera directa en contubernio con banqueros, a una sobretasa de interés muy considerable. (La legislación) evita que haya contubernio entre algunas instituciones bancarias y funcionarios; viene a sanear el tema de las finanzas públicas en materia de créditos y a darle transparencia a todo este asunto".

"Hay mucha corrupción de cuello blanco. Para que te des una idea: de la tasa de interés de un crédito de mil millones, representa 10 millones de pesos al año; a los 20 años, que es el periodo que ha contratado Nuevo León, representaría 200 millones de pesos", ejemplificó.

DANIEL ANGUIANO