21 de julio de 2013 / 12:48 a.m.

Monterrey.- • Porque el juego de pelota es un deporte nacional tradicional que está por morir, ya que casi nadie lo practica, el grupo de jugadores de El Chamizal, de Sinaloa, propuso la creación de un torneo nacional para revivir este juego denominado de "ulama de cadera".

Aurelio Zuna Bonilla, capitán del equipo, dijo que ellos cuentan con una pelota original para jugar este deporte, que es hecha del pegamento lechoso que se extrae del árbol conocido como hule y que están dispuestos a adiestrar a quien lo desee para jugar este deporte y de esta manera conservar la tradición generada por los mayas y los aztecas.

"Es lo que queremos nosotros venir a competir como ir a un estado y tener con quién competir, que hagan torneos, no hay contrarios, no tenemos contrarios, ahí en el rancho sí jugamos los mismos, pero quisiéramos que hubiera en otros estados para competir así como el futbol".

"Yo les pido a los compañeros mexicanos, que siendo el juego éste de México, los invitamos si algún día quieran ir a nuestro rancho a practicarlo, con todo gusto los recibimos con los brazos abiertos, ahí para enseñarlos a jugar", comentó.

Zuna Bonilla facilitó su número telefónico: 696-105-71-31, para que se comuniquen con él a Sinaloa, quienes quieran aprender este deporte.

Comentó que el saber jugar el "ulama de cadera" los ha llevado a conocer otros estados y hasta otros países, como es el caso de Italia o estados como Yucatán, Nuevo León y Quintana Roo, entre otros lugares.

Dijo que en la comunidad de El Chamizal tiene el "taste" (campo de juego) de tamaño adecuado, que es de 50 metros de largo por cuatro de ancho.

Una de las reglas del juego de pelota es pegarle con la cadera y no más debajo de cuatro dedos antes de la rodilla, fuera de esa zona, es pelota perdida, es decir, el jugador queda "quemado" y el juez, que es el que está al frente del campo, en el área conocida como el "analco", dice si fue pelota perdida o no.

Recordó que en los tiempos de los mayas, los ganadores en los juegos de pelota eran sacrificados para rendir tributo a los dioses y ellos con gusto dejaban que llegara la muerte.

"Yo quisiera que las autoridades se interesaran en el juego del ‘ulama’ para que lo llevaran a las escuelas y hubiera más jugadores, porque ya somos muy poquitos jugadores que quedamos conservando el juego del ‘ulama’. Si nosotros tuviéramos apoyo, nosotros pudiéramos capacitar más chamacos nuevos en las escuelas, que yo ya se los he planteado a varias autoridades, pero no me han escuchado, desgraciadamente. Es un pecado que, siendo de nuestro estado y de nuestro país el juego del ‘ulama’, las autoridades no sepan valorarlo como se debe".

Dijo que han recibido más apoyo de televisoras de Japón y de Bélgica que de las autoridades locales.

Practicar el juego de pelota las primeras veces es complicado, incluso los principiantes no sólo terminan demasiado adoloridos de la cadera, ya que en muchas ocasiones, además les da calentura.

"Hay mucha gente que no lo conoce, nosotros lo estamos jugando, lo jugaron los abuelos de nosotros, el papá de nosotros y ahorita ya estamos heredándolo aquí a nuestros hijos también que ya están empezando a jugar el ‘ulama’ de cadera. Hay gente que no lo aprecia, pero este juego es muy bonito", dijo.

RICARDO ALANÍS