3 de abril de 2013 / 12:26 a.m.

Cuernavaca • Las corridas de toros, becerros y novillos así como la utilización de animales en espectáculos circenses y ferias buscan ser prohibidas en Morelos, a través de una reforma a la Ley Estatal de Fauna que se encuentra bajo análisis en la Comisión de Puntos Constitucionales y Legislación del Congreso del estado de Morelos.

Mientras diversos grupos sociales comienzan a organizarse a través de las redes para realizar una marcha en unos días, contra la instalación y operación de una plaza de Toros en el municipio de Xochitepec, el Partido Social Demócrata (PSD) en Morelos impulsa la modificación al artículo 12 Bis de la ley referida, con lo que se cerraría el círculo de atención a los animales, pues este rubro no está atendido en la legislación.

Roberto Carlos Yañez, legislador del local PSD aseguró que la reforma legal no sólo exigiría la prohibición al uso y atentados contra los animals, sino que también busca garantizar que su traslado, incluso, cautiverio, se regule con base en los estándares de calidad y atención de las especies.

El legislador propone también en su iniciativa la reforma al artículo 13 de la misma Ley para que “en todos los lugares de recreación y cautiverio de animales como zoológicos públicos, se proporcione a los animales, locales adecuados que les permitan libertad de movimiento, así como alimentación suficiente y condiciones climáticas necesarias, de acuerdo a su especie.

“Para el traslado de cualquier animal, deberán revisarse las condiciones de higiene y seguridad necesarias de éste, y no podrán ser inmovilizados en posiciones que les causen lesiones o sufrimiento”.

La propuesta del legislador está basada en un supuesto estudio del FBI norteamaricano que indica que el “maltrato animal es un signo visible de una familia donde existen abusos”, por lo que “si una persona agrede físicamente a los animales no tiene empatía hacia otros seres vivos y tiene el riesgo de generar violencia hacia las personas.”

Durante la pasada sesión ordinaria del Congreso, momento en que Yáñez uso para interponer su propuesta de reforma, el legislador dijo que “las corridas de toros, a diferencia de lo que muchos defensores refieren, están muy lejos de ser un arte; torturar a un animal y ocasionarle lesiones no debe ser considerado sino un acto denigrante de la especie humana”.

La propuesta también incluye una adición a fracción al artículo 69 para definir un acto de crueldad, como sería la utilización de animales en espectáculos públicos o privados, cuando sea para infringir maltrato intencional al animal, ocasionándole afectaciones en su integridad física, tales como heridas, cualquiera que sea su gravedad, o su muerte.

Finalmente, también la propuesta impulsa la modificación del artículo 71 Bis, que establecería multas de mil quinientos a dos mil días de salario mínimo vigente en el Estado, así como prisión de treinta y seis hasta setenta y dos horas de arresto a quien realice la infracción contenida en el artículo 12 Bis del mandato en comento. Se procederá, además, a la clausura del inmueble donde se desarrolle el evento o espectáculo.

 DAVID MONROY/ CORRESPONSAL