2 de julio de 2013 / 08:04 p.m.

Apodaca • El municipio de Apodaca se encuentra en pláticas con Fomerrey y la Comisión Nacional del Agua para reubicar a más de 150 familias que viven en asentamientos irregulares en los márgenes del río Pesquería, informó el alcalde Raymundo Flores Elizondo.

En entrevista el edil comentó que ha sido complicado el proceso, ya que muchos de ellos se niegan a abandonar sus hogares, pese a lo riesgoso de vivir en dicha zona.

"Lo único que tenemos pendiente del (huracán) "Alex", son algunos vecinos que no se han dejado ayudar, que seguimos con ellos platicando en las márgenes del río Pesquería, donde todavía insisten en quererse ubicar en lugares que ponen en riesgo su vida y la de sus familias.

"Traemos 50 familias en Santa Rosa y traemos en la colonia Moisés Sáenz otras 115, que son un poquito más de Escobedo que de Apodaca", dijo.

Asimismo manifestó que varias familias no han cobrado los 98 mil pesos que el Gobierno Federal ofreció para que puedan cambiar de lugar.

Sin especificar cuántas, Flores Elizondo detalló que hay viviendas que están prácticamente en el "aire" y ésas tienen que ser derribadas debido al peligro que representan.

"Hay casas que la mitad están volando, están prácticamente en el aire y ya estamos en pláticas con CNA para que nos ayude a derribar esas viviendas que sería un peligro para quien las use y para los malvivientes que las dejan solas a medio tirar, sirven para guarida de gente que no se porta bien.

"Entonces queremos tumbar esas casas, que nos autorice CNA, que estamos a punto de que lo logremos y construir un parquecito en el margen del bordo del río para que sirva de entretenimiento y evitar que se sigan asentando nuevas viviendas en lugares inadecuados", añadió.

Indicó que algunas viviendas se encuentran deshabitadas y en otras viven personas que rentan las mismas.

Se le cuestionó en torno a los terrenos donde serían reubicadas las familias y dijo que será algo que se tendría que ver con Fomerrey, donde sería en el municipio o incluso en otros.

Además, aseguró que las obras de reconstrucción, tras el paso del huracán "Alex", quedaron 100 concluidas, pero el problema que tienen es con las familias que se encuentran en dichas márgenes del río.

MARILÚ OVIEDO