26 de julio de 2013 / 01:15 p.m.

Chihuahua• Luego de la inédita inundación que sufrió el Aeropuerto Internacional “Roberto Fierro” de Chihuahua, el gobernador César Duarte Jáquez, inició las gestiones para pedir la revocación de la concesión a la empresa que opera esta terminal aérea.

El mandatario acusó a la empresa concesionaria por diversas deficiencias en el manejo de los servicios e irresponsabilidad al dejar a la deriva a los pasajeros a causa de la inundación que se registró en el estacionamiento, sala de espera y en las pistas.

“La autoridad aeroportuaria, que depende de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ha tenido un manejo muy deficiente, recordemos que no quisieron cargar combustible a un helicóptero de emergencia cuando estaba combatiendo un incendio en Janos”, añadió.

“Además, el servicio privado del aeropuerto es permanentemente presionado y mal tratado por las autoridades de esa terminal aérea”, dijo Duarte, al anunciar que se reunirá con el director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Gilberto López Meyer, para tratar esta situación.

Sin más, dijo que solicitará la revocación de la concesión que se le otorgó a la empresa para operar el Aeropuerto Internacional “Roberto Fierro”, “por deficiencias en el manejo de los servicios e irresponsabilidad, al dejar a la deriva a los pasajeros que se les canceló sus vuelos a causa de la inundación”, explicó.

Asimismo, el mandatario también incluye en su demanda, al Aeropuerto Internacional “Abraham González de Ciudad Juárez, el cual es administrado por la misma empresa que opera la terminal aérea que se inundó la semana pasada en esta capital.

Durante una gira de trabajo que realizó por esta frontera, dijo que pedirá “la revisión y suspensión”, y en su caso: “la cancelación” de la concesión de los Aeropuertos de Ciudad Juárez y de Chihuahua (capital).

“En el primer caso: por el pésimo servicio a los usuarios y en el segundo: por pérdida de vuelos, gastos de hospedaje y alimentación no reconocidos y por los daños a los vehículos, derivados de la inundación de salas de espera y pistas provocada por la mala construcción de una barda en el estacionamiento”, apuntó.

En Ciudad Juárez, dijo: se han venido generando una serie de condiciones por parte de los concesionarios que “tensionan” el servicio a los usuarios, y de igual manera, la falta de atención e inversión en los sanitarios y en la operación más cómoda para los usuarios, explicó.

“Los gastos y los costos que tienen los usuarios de manera formal y obligada se cubren a plenitud, son ingresos muy importantes, y no vemos una reciprocidad de los concesionarios de los Aeropuertos de Juárez y de Chihuahua”, destacó.

Por último, informó que la CONAGUA confirmó técnicamente que la barda que fue construida de manera indebida en el “Roberto Fierro”, provocó el incremento de los volúmenes de agua en el estacionamiento, sala de espera y pistas de ese aeropuerto.

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO