16 de enero de 2013 / 03:21 a.m.

El Gobierno estatal exhortó a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias y la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero a superar las diferencias y los convocó a una reunión conjunta para trabajar en equipo contra la inseguridad.

 Chilpancingo de los Bravo • El Gobierno estatal anticipó que no permitirá enfrentamientos entre la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG), cuyas diferencias han crecido a partir de los operativos anticrimen que comenzaron el sábado 5 de enero.

Humberto Salgado Gómez, secretario general de Gobierno, reconoció como válida la acción de autodefensa que asumieron los habitantes de Ayutla de los Libres; Tecoanapa, San Marcos y Cruz Grande en contra de la delincuencia, a través de grupos de policías comunitarios que no forman parte de la CRAC.

Ante las diferencias que ambas organizaciones han manifestado en los últimos días, el responsable de la política interna apuntó: “Aquí no habrá de permitirse ningún enfrentamiento entre hermanos”.

Agregó: “Las comunidades tienen objetivos muy propios y están cansados de la pobreza, marginación y desigualdad en que viven, por lo que son muchos los aspectos que nos llevan a trabajar en unidad”.

Reconoció que tanto la CRAC como la UPOEG han marcado la pauta a seguir en muchos renglones de la vida pública, de tal suerte que la convocatoria que se hace a los dos grupos es propiciar la unidad.

Sostuvo que la UPOEG es un movimiento ciudadano contra la delincuencia y deja el mensaje claro de que ante la delincuencia se tiene que trabajar de manera conjunta.

“Nunca debemos tener caminos paralelos, nuestros trabajos deben ser de la mano y hombro con hombro; porque se ven tantas cosas que uno mismo se avergüenza y se lamenta que haya cuestiones que muchas veces no conozcamos hasta que los afectados levantan la voz”, admitió.

Negó que haya un escenario de ingobernabilidad en la entidad, aunque sí admitió que en Huemuxtitlán, Olinalá, Ayutla y Tecoanapa los habitantes recurrieron al mecanismo legítimo de la autodefensa, razón por la que el gobierno los está respaldando.

“Nosotros vamos a entrarle junto con la población y no los dejaremos solos, pero tampoco queremos que haya ningún tipo de división”, enfatizó.

Y señaló que para el gobierno es imposible tratar por un lado a la CRAC y por otro a la UPOEG, por esa razón es que los convocó a una reunión conjunta que podría desarrollarse en Chilpancingo.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN