23 de mayo de 2013 / 02:37 a.m.

Monterrey.- A su llegada a Monterrey, Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, señaló que los problemas que se habían dicho de Monterey han ido disminuyendo pero que todavía hay mucho por hacer.

Cabrera López comentó que el crimen organizado ya no tiene la soberbia que tuvo algunos años atrás cuando la violencia se apoderó de las calles y amenazó a la población.

"Las acciones de la política pasada estuvieron incompletas y les faltó integralidad y acercamiento a la ciudadanía", declaró ante los hechos violentos que se registraron durante la administración de Felipe Calderón.

"Hay municipios que concentran un mayor número de sacerdotes y ha sido necesario desplazarnos a los municipios a los municipios menos favorecidos, especialmente al municpio de García y de Villa Juárez", señaló el Arzobispo.

Rogelio López anunció que hay municipios muy desfavorecidos como García y Juárez, por lo que estará trabajando involucrando a los habitantes para que se puedan superar los niveles de inseguridad y de delito frecuente.

Insistió el religioso en que una buena evangelización y un buen acercamiento a los sacerdotes se puede traer un beneficio en la comunidad.

Redacción