11 de agosto de 2013 / 11:51 p.m.

 

Nuevo León.- • Ante el incremento de feminicidios y casos de violencia familiar, algunos Ayuntamientos destacaron que la forma de evitar estos actos es a través de la concientización, pues los recursos de seguridad operativa en las calles poco pueden hacer en este caso.

El alcalde de Apodaca, Raymundo Flores Elizondo, destacó que pese a contar con índices delictivos a la baja y una mejora en la operatividad de sus efectivos, poco puede hacerse con ellos en el caso de violencia familiar debido a que estos casos ocurren al interior de los domicilios, por lo que la estrategia debe ser distinta.

Para ello, expuso, se busca prevenir con pláticas a los niños y jóvenes de planteles educativos a través del DIF y del área de Desarrollo Social, buscando que sean ellos mismos quienes mejoren las conductas de sus padres o tutores.

"Tenemos que prevenirlo, es de concientizar, la violencia intrafamiliar puede haber tres patrullas que no se dan cuenta que pasa dentro de las casas. Vamos a llegar y empezamos a llegar a través de jóvenes y niños de las escuelas pues ellos dicen la verdad de lo que sucede en su casa, y de esta manera es donde podemos ingresar a las casas a través del DIF y Desarrollo Social".

"Si nos preocupamos que todos los jóvenes tengan un espacio en la escuela, un lugar donde jugara la pelota y en la cultura que les guste, es una manera de reducir la violencia familiar. Convencidos de que tenemos que combatir la delincuencia que tenemos en todo el estado, pero tenemos que prevenirla", expuso.

Sin embargo en el caso de los municipios rurales la problemática y cifra muerta puede ser aún mayor, pues predomina además del temor y vergüenza a la denuncia, el hecho donde ejidos y comunidades aún cuentan con el esquema de "usos y costumbres", así como el machismo.

El alcalde de Hidalgo, Guadalupe Jesús Rodríguez, destaca que en esta localidad las denuncias son pocas, aunque no por ello dejan en las familias la única solución tras denunciar las agresiones, sino a través del DIF municipal.

"En esa situación ha habido poco, sentimos que ha habido poco, de hecho el DIF está muy pegado en esa situación. Lo que cabe en el municipio es un municipio tranquilo, la ciudadanía no se presta, ha estado trabajando el DIF en ese movimiento. Aquí gracias a Dios no pasa, es más es al revés, la mujer es la que le pega al hombre. Aquí la gente es hospitalaria en Hidalgo, Nuevo León", aseguró.

ISRAEL SANTACRUZ