12 de febrero de 2013 / 11:27 p.m.

Monterrey.- • La tecnología de última generación que se utilizaría en la pedrera de Sierra de Picachos, si se aprueba, garantiza un blindaje de polvo para evitar molestias a los poblados vecinos, y afectaciones al medio ambiente, flora y fauna del lugar, aseguró el gerente de operaciones de Matrimar, Sol César Nadir Salazar Magallanes.

Tal y como lo hacen en la pedrera que tiene 20 años en Cerralvo, se establecerán mecanismos de medición y control ambiente, con monitoreo de indicadores preestablecidos, de acuerdo a un estudio que realizó el Tec de Monterrey.

Aunque ya tienen el permiso de cambio de uso de suelo por Semarnat, la instalación de la pedrera depende de la autorización que debe dar la Secretaría de Desarrollo Sustentable estatal.

Cuando comiencen operaciones, dijo el directivo, se tiene proyectado lograr la certificación ISO 9001 y la ISO 14001, que actualmente sólo una planta de Cemex tiene en el país.

Aclaró que el proyecto es a un plazo de 30 años, contempla la creación de 200 empleos inicialmente, y conforme se abandonen las vetas, se rellenará para convertirlas en áreas verdes.

Francisco Zúñiga