15 de diciembre de 2013 / 12:58 a.m.

Cancún.- El buzo mexicano Leobardo Morales Cervantes completó 15.6 kilómetros de buceo durante ocho horas con 15 minutos, sin embargo, las corrientes en contra y la entrada de la noche impidieron que pudiera establecer un nuevo récord mundial de un atleta con capacidades diferentes de distancia en una inmersión.

En un comunicado, el buzo agradeció a todo su equipo de colaboradores que lo acompañaron en pos de establecer la víspera una nueva marca del orbe.

El atleta dijo que en su recorrido enfrentó a corrientes poderosas y que decidió terminar antes de completar los 21 kilómetros programados, debido a la llegada de la noche, cuando le faltaban todavía por bucear los arrecifes Chankanaab, C-53 (conocido como Wreck), Palmas y Paraíso.

De hecho, el encargado del área de seguridad de la Asociación Nacional de Operadores Acuáticos y Turísticos, (ANOAT), César Cepeda Escamilla, indicó que se tomó la determinación de suspender el recorrido, porque no se podía ni debía arriesgar la condición física de Morales, al nadar contracorriente.

Morales Cervantes indicó que establecer una nueva marca de "Distancia con Rebreather", le plantea nuevos retos como buceador discapacitado, pues se trata de una técnica que utiliza equipos de buceo que permiten reciclar el oxígeno que no es utilizado al respirar, desechando el dióxido de carbono.

Sin embargo, precisó que se trata de mostrarle al mundo que sí se puede nadar, bucear, a pesar de tener algún tipo de discapacidad.

En ese sentido, indicó que además de los duros entrenamientos para establecer esa marca, aumentó su experiencia en la disciplina del buceo, al certificarse como instructor profesional PADI (The Professional Association of Diving Instructors), así como en buceo técnico, Trimix, Rebreather, en cuevas, e instructor de buceo adaptado HSA (discapacidad), entre otros.

Asimismo, explicó que participó en diversos foros nacionales e internacionales para llevar su mensaje de esperanza y ser un ejemplo a personas discapacitadas.

Además de promover y consolidar su propio proyecto para establecer un Centro de Buceo Adaptado a personas con capacidades diferentes, que sitúe a Quintana Roo en los primeros planos en esta especialidad.

El recorrido de Leobardo Morales, que inició en el muelle de San Miguel, se hizo en el marco de la segunda edición del Festival Internacional de Buceo Scuba Fest 2013, que se desarrolla con la participación de unos 300 buzos de todo el mundo.

Dicho evento tuvo como invitado especial al hijo del comandante Jacques-Yves Cousteau, Jean Michel Cousteau, presente también cuando comenzó el recorrido del deportista.

NOTIMEX