15 de febrero de 2013 / 01:39 a.m.

Cuernavaca • Los diez elementos policiacos estatales vinculados con el supuesto ataque al convoy del procurador de justicia, Rodrigo Dorantes el pasado 7 de febrero, del que derivó el homicidio de tres de sus escoltas, coinciden en que por órdenes superiores persiguieron e intentaron cerrarle el paso al funcionario, ante la imposibilidad de identificarlo plenamente y la actitud hostil de sus escoltas que les mostraron sur armas largas.

Durante la audiencia de vinculación a proceso que se realiza en Cuernavaca y donde se determinará cuántos elementos de las Policías Estatal Preventiva y Estatal Acreditable serán sujetos a proceso por los delitos de homicidio calificado, homicidio en grado de tentativa, daño en las cosas, abuso de autoridad y lo que resulte, los servidores públicos relataron ante la Juez a detalle la forma en que fueron ordenados a perseguir al convoy del Procurador, compuesto dos camionetas, y la forma en les fue indicado cerciorarse que se trataba de servidores públicos, sin embargo, las primeras declaraciones no dejan claro qué corporación abrió fuego contra la otra.

David Monroy