26 de agosto de 2013 / 11:28 p.m.

Mérida • El presidente nacional de la Canacintra, Rodrigo Alpizar Vallejo expuso que en lo que va del año, la industria manufacturera cayó un 40 por ciento en todo el país, por lo que es urgente promover la industrialización de México.

Al participar en su congreso nacional, que se realiza en Mérida, Alpizar Vallejo dijo que de la mano de los gobiernos federal y estatal, los industriales del país tienen el objetivo de transformar a México, pero que eso no será posible sin el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

"La Canacintra busca el crecimiento económico del país, mismo que se logrará con la industrialización de diversas regiones, lo que traerá consigo más empleos y nuevas oportunidades de desarrollo, para ello la gobernanza juega un papel importante en la creación de nuevas micro, pequeñas y medianas empresas (MiPYMES)", señaló durante su presentación.

Al hablar de la reforma energética que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto, Alpizar Vallejo comentó que los industriales tienen mucho que decir sobre esta iniciativa, pues aseguró que se abrirían muchas puertas para el desarrollo y eso traería beneficios para todos los sectores productivos, así como a los mexicanos en general.

La Reunión de su Consejo Directivo Nacional se inauguró en Mérida bajo la premisa de industrializar las diferentes regiones del país para impulsar la creación de empleos y hacer un país más competitivo.

En el plano nacional, señaló que las protestas y manifestaciones en contra de dicha propuesta energética no ponen en peligro la reforma, pero sí ponen en riego el avance del país.

"A muchos grupos les conviene politizar las decisiones de este país, hay quien no le conviene que México tenga reformas progresistas, y los que no estén de acuerdo que se sienten a la mesa a dialogar, no son las calles los mecanismos para mostrar su inconformidad, con argumentos falsos y nacionalismos laxos que no hablan de la profundidad de esta reforma", indicó.

"Lo que está en riesgo es el avance del país, si alguien quiere simplemente empujar a una condición de represión o condicionar una reforma por una posición política o personal, si podemos poner en riesgo que las reformas salgan débiles o light, ésta tiene que ser estructural, de fondo, que esté acompañada de una reforma hacendaria de impacto, que genere empleo y fortalezca las actividades productivas, que no sean deslactosadas y sin fondo".

Canacintra, dijo su dirigente, no "tiene ningún problema" de que empresas extranjeras participen en Petróleos Mexicanos, "pero primero nosotros los mexicanos, y luego nosotros, y cuando no haya oportunidades o espacios para los mexicanos entonces sí, vamos en alianza y como socios con los extranjeros".

DANIEL BARQUET