5 de marzo de 2013 / 01:50 a.m.

El procurador Gaspar García explicó que los agentes investigaban una extorsión denunciada por un comerciante, en la que dijo que los zetas le exigieron 40 mil pesos en efectivo como derecho de piso.

 

Cancún • Una banda integrada por diez presuntos zetas –dos de los cuales son considerados altamente peligrosos-- fueron atrapados en Playa del Carmen por agentes de la Judicial del Estado al investigar un caso de extorsión, informó el procurador de Justicia, Gaspar Armando García Torres.

En conferencia de prensa, el procurador explicó que los agentes investigaban una extorsión denunciada por un comerciante, por el que se levantó la averiguación previa 190/2013, en la que dijo que los zetas le exigieron 40 mil pesos en efectivo como derecho de piso.

Debido a que solamente reunió 15 mil pesos, acudió a la autoridad por miedo a ser muerto por los delincuentes.

La policía Judicial estableció una estrategia para localizar a los chantajistas y con el dinero que el quejoso juntó le pidieron negociar la entrega del resto de los cuarenta mil pesos en una casa del fraccionamiento La Guadalupana, indicó García Torres.

El denunciante entregó el dinero a uno de los zetas, conocido como El Picho”, con el que inició una cadena de complicidades hasta llegar a Argimiro Nolasco Benítez, El Gordo, principal contacto de los sicarios.

El Gordo recibió instrucciones de reunir a los pistoleros en Playa del Carmen, en la avenida 15 y calle 106, de la colonia Colosio para hacer la entrega final de la extorsión.Ahí cayeron Ernesto Cortés García, alias La Muerte, de 28 años y Juan Manuel Barrales Ortiz, El Frutero”, de 27, ambos señalados por El Gordo como cobradores del grupo criminal.

En ese momento se ejecutó el operativo, La Muerte llevaba una pistola de nueve milímetros, El Frutero, portaba en un maletín un AK-47 o cuerno de chivo y un mini rifle calibre .223”, expuso el procurador.

Ambos detenidos confesaron ser sicarios de los zetas, están señalados por el homicidio de un disc-jockey, llamado José Israel López Moreno, ejecutado el 6 de enero, por ser “chapulin”, y el travestí Antonio López Díaz, alias La Deysi, muerto el 25 de febrero por no pagar una cuota de 200 dólares semanales para ejercer la prostitución en Playa del Carmen.

El resto de los detenidos son: Antonio de Jesús Ochoa Cetina, alias El Toño, de 41 años; José Iván Yam, Iván, de 38; Alejandro Ríos Cupul, Alex, de 29; Abisaí Rafael Santiago Castillo, El Chino, de 33; Argimiro Nolasco Benítez, El Gordo, de 29, y Roberto Reyes García, El Picho, con 53 años.

También fueron presos: Juan José Hernández Uc, “El Nene”, de 20 años, y Eladio Meléndez Hernández, “El Shocker”, de 32 años, taxistas están relacionados con la ejecución de López Moreno.

El Nene, también confeso de ser miembro de los Zetas-, escribió el narcomensaje que apareció en el cadáver de “La Deysi”.

El fiscal García Torres destacó la participación de taxistas en el caso: “Volvemos a probar la relación de taxistas en asuntos de delincuencia organizada, se trabajará en conjunto con el sindicato, es necesario identificar a los que están laborando y los que estén por ingresar”.

Fernando Meráz