ANTONIO VILLEGAS Y EUGENIA JIMÉNEZ
27 de julio de 2013 / 02:04 p.m.

Tabasco y México • La Procuraduría General de Justicia de Tabasco anunció ayer la detención de Carmen Torres Díaz, agente de fiscalización que aparece en el video observando cómo su compañero, el inspector Juan Diego López Jiménez, hace que el niño Manuel Díaz Hernández, de 8 años, tire al suelo los dulces que vendía mientras le quita tres cajetillas de cigarrillos.

El arresto es por los delitos de omisión al impedir la comisión de un ilícito y encubrimiento por favorecimiento, el cual se realizó mientras comparecía en el Centro de Atención de Menores Víctimas Incapaces con relación a la averiguación previa CAMVI-II-537/2013, adonde se presentó por su propia voluntad.

La detención fue posible ya que Torres Díaz se encontraba legalmente dentro de las 72 horas de flagrancia tras los hechos que ocurrieron el martes pasado; posteriormente le fueron realizados los exámenes de rutina y será este fin de semana cuando un agente del Ministerio Público determine su situación penal.

 

Queja

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos inició una queja de oficio y atrajo el caso.Desde el momento en el que se dio a conocer el hecho, personal de la CNDH acudió a Tabasco para buscar a la víctima y recabar testimonios.

Para ello, personal de la oficina regional de la comisión en la entidad se puso en contacto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos; sin embargo, se le informó que se desconoce el paradero del menor, y al solicitar la colaboración de la Procuraduría del Menor y la Familia en el estado para localizarlo, se dijo que éste había regresado a Chiapas, de donde es originario.

Al respecto, Luis González Placencia, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del DF, manifestó que el caso resulta inaceptable por dos razones: la primera, porque habría que investigar a fondo cuáles son las circunstancias que permiten que un niño de esa edad venda en las calles y de dónde viene la mercancía.

La segunda está relacionada con el comportamiento de un servidor público, que en "este caso involucra no solamente un abuso de autoridad".

"En mi opinión habría que investigar si hay otro género de responsabilidades, porque hay al menos aquí dos elementos que considerar de tipo discriminatorio: uno, la calidad de infante de este niño y el otro es su adscripción a un grupo indígena. Aquí tendríamos dos situaciones que acreditarían discriminación”, este caso en el Distrito Federal constituiría un elemento importante para hacer una denuncia penal", señaló.

En tanto, el gobernador Arturo Núñez anunció en su cuenta de Twitter que para el menor habrá una beca escolar, atención médica, psicológica y jurídica, y el gobierno de Chiapas informó que el DIF también le proporcionará apoyo.