2 de agosto de 2013 / 01:21 a.m.

 Chihuahua • Una joven –en compañía de sus dos hijos- fue detenida en el puente internacional de Ciudad Juárez-El Paso, con más de 17 libras de cocaína valuada en más de 550 mil dólares en el mercado negro, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La dependencia precisó que Catalyne Codina, de 25 años de edad, originaria de Canutillo, Texas, fue asegurada por los oficiales federales con una ‘carga’ de 17.3 libras de cocaína (7.85 kilos) con un valor estimado en 553 mil 600 en el mercado de las drogas.

“Los contrabandistas hacen todo lo posible para ocultar su contrabando pero los oficiales del CBP están trabajando duro para identificar y detener todos los cargamentos de drogas en la frontera”, apuntó, Héctor Mancha, director del CBP en El Paso.

El funcionario explicó que el decomiso se dio después de las 3 de la tarde del pasado miércoles, “cuando una camioneta Dodge Caravan 2000, ocupada por la mujer y sus dos hijos, entró por el puente internacional Paso Del Norte…”.

“Al seleccionarse el vehículo para un examen secundario, un perro detector registró la furgoneta y alertó la zona del salpicadero, donde los oficiales al escanear el vehículo con el sistema de rayos X y Z-Portal, encontraron los bultos de cocaína”, dijo.

Tras el hallazgo de la droga, se arrestó a la conductora del vehículo, Catalyne Codina, de Canutillo, Texas. “Ella enfrenta cargos federales en conexión con el fracasado intento de contrabando, y los niños fueron puestos bajo custodia de un familiar”, dijo Mancha.

En este contexto se dio a conocer la incautación de unas 290 libras de marihuana en tres intervenciones que se dieron en los puentes internacionales. Durante los operativos destacó el aseguramiento “inusual” de 7 plantas de ‘hierba’ empaquetadas como burrito.

La droga se localizó en un vehículo ocupado por dos residentes de California, quienes fueron entrevistados por oficial en la inspección primaria. Pero en la inspección secundaria se encontró un paquete de papel de aluminio en la bolsa de uno de los sujetos.

“El pasajero dijo al especialista en agricultura de CBP que era un burrito para el almuerzo, por lo que el oficial abrió el paquete envuelto en papel de aluminio y descubrió que contenía siete plantas vivas para la propagación”, expresó Héctor Mancha.

 — JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO