9 de agosto de 2013 / 12:24 p.m.

Monterrey • Un policía y tres personas más que regresaban de un bar, resultaron lesionados al estrellar el automóvil en que viajaban y caer al lecho del río Pesquería.

Los tripulantes del vehículo tipo Tsuru convivieron desde la noche del jueves en el bar La Frontera, en San Bernabé.

El percance vial ocurrió a las 3.50 horas en la avenida Monterrey en el límite con el municipio de Escobedo.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja y Verde de Monterrey y personal de Protección Civil de ambos municipios.

En el accidente los socorristas encontraron a dos hombres y una mujer afuera del vehículo y debajo del puente del río.

Asimismo en el interior del automóvil, estaba una mujer de nombre Evelyn prensada.

El resto de los lesionados fueron identificados como José Santiago Cano Espinoza, Andrés Rentería Cano y otra mujer que sólo dijo llamarse Andrea.

Las maniobras de auxilio se prolongaron por espacio de 40 minutos, tiempo en el cual los socorristas utilizaron el equipo de rescate urbano.

Para poder ayudar a los lesionados, los rescatistas tuvieron que amarrar con cuerdas y un cable el automóvil para evitar que este cayera más hacia el fondo del río.

Posteriormente, fue utilizada la herramienta hidráulica para poder quitar parte de la carrocería y sacar a Evelyn quien sufrió fracturas en diferentes partes del cuerpo.

Durante el rescate los carriles de circulación de la avenida Monterrey hacia el municipio de Escobedo, fueron cerrados.

Asimismo sobre el puente hubo personas que se detuvieron para observar el rescate de los lesionados

Se estableció que la posible causa del accidente se debió a la ebriedad del conductor de nombre Santiago, quien presuntamente es policía de Seguridad Pública del Estado.

Los cuatro se desplazaban hacia el norte, con dirección a la colonia 18 de Marzo, pero al llegar a la altura del río, el conductor perdió el control del volante.

Esto provocó que el automóvil se estrellara contra el tubo de acero que sirve como barandal de protección, en la base quedó la placa del auto.

Tras el impacto, el automóvil se precipitó al vacío quedando atorado a menos de dos metros de un barranco.

Posteriormente los cuatro lesionados fueron trasladados a las instalaciones del hospital Universitario, donde quedaron internados.

Mientras tanto, las pesquisas fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

MARCIAL PASARÓN