31 de julio de 2013 / 06:01 p.m.

Allende • Un hombre se armó de valor y recuperó la camioneta que le acababan de robar a su esposa un par de jóvenes, a quienes siguió, los chocó con su auto y luego los arrestó la Policía de Allende.

Los inculpados Jesús Guevara Álvarez, de 27 años de edad, y Adán Michel Vendivil Villanueva, de 24, ambos del municipio de Guadalupe, despojaron a una dama de una camioneta de reciente modelo.

La dama se desplazaba por la carretera Nacional y al disponerse a entrar a la comunidad Los Tamez, ubicada frente al río Ramos, en jurisdicción de Montemorelos, se le aparecieron dos jóvenes.

A baja velocidad, los sujetos se le acercaron y uno de ellos la encañonó con una pistola.

La conductora detuvo la marcha y uno de los tipos le indicó que se bajara de la camioneta porque se la iban a llevar.

La mujer sólo tomó el bolso y observó como los desconocidos subían a su camioneta y tomaban la carretera Nacional rumbo a Allende.

La afectada, que por razones obvias no damos sus generales, de inmediato tomó el celular y llamó a su esposo, que vive cerca del lugar donde sucedió el robo.

El marido subió a su auto y se fue a buscarlos, pero antes pidió a su mujer que avisara a la Policía de Allende.

El hombre ubicó la camioneta cuando hizo alto en un semáforo que estaba en rojo sobre la carretera Nacional y el libramiento a Cadereyta, ya en Allende.

Sin embargo, el afectado no hizo alto y se estrelló contra la camioneta Yukón en color rojo que era tripulada por los desconocidos.

Al sentir el choque, los desconocidos en lugar de bajar aceleraron para darse a la fuga, sin imaginar que tres kilómetros más adelante por la misma carretera, a la entrada a la comunidad La Colmena, estaba montado un operativo de la Policía de Allende.

Cuando los oficiales vieron el vehículo reportado como robado le marcan el alto y al interrogar a los tripulantes terminaron por aceptar el ilícito.

A parte de recuperar la camioneta, se les encontró una pistola calibre 9 milímetros, un cargador con 15 balas y un teléfono celular.

Los detenidos señalaron que viajaban con otras dos personas que sólo conocen de vista y quienes los invitaron a robar vehículos por la carretera Nacional; como son desempleados y necesitan dinero, aceptaron, era su primer trabajo.

Sobre las otras dos personas no se proporcionó información, a pesar que se realizaron varios operativos, en coordinación con agentes ministeriales y elementos de la Fuerza Civil, sin tener éxito.

Lo asegurado y los dos detenidos fueron enviados de inmediato a Monterrey, al área de robos de la Policía Ministerial para que continúen las investigaciones.

BRÍGIDO AGUILAR