20 de mayo de 2013 / 12:53 p.m.

 La Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer la detención de 12 personas implicadas en el secuestro de dos menores en Oaxaca; tres sujetos aprehendidos fueron reconocidos por la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) como maestros y uno más como simpatizante.

En conferencia de prensa en la sede de la dependencia, en el Distrito Federal, Eduardo Sánchez, subsecretario de Normatividad de Medios, detalló que en enero pasado un grupo armado secuestró a dos menores de 15 y 12 años, e hirió de gravedad a un adulto que los acompañaba.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), reconoció que los menores rescatados son sus sobrinos y aseguró que el gobierno federal actuó de manera “excelente” en este caso.

El secuestro de los menores ocurrió el 14 de enero pasado en el ejido Guadalupe Victoria, Oaxaca, cuando se dirigían a la escuela. Su padre, Juan José Álvarez Candiani, es uno de los principales proveedores de medicamentos genéricos del gobierno de Gabino Cué.

Gutiérrez Candiani aseguró que sus sobrinos ya están con su familia y agradeció a la PGR y a los responsables del operativo haberlos liberado.

La conferencia en Gobernación se realizó horas antes de que la CNTE reconociera a tres maestros y un simpatizante del magisterio disidente entre los detenidos. Aseguró que se trató de “delitos prefabricados” y demandó su liberación inmediata.

Los maestros de la sección 22 detenidos son Mario Olivera Osorio, de 46 años; Lauro Atilano Grijalbo Villalobos, de 44, y Sara Altamirano Ramos, de 44, además del activista Damián Gallardo Martínez, de 43 años.

Los otros detenidos son Luis Gutiérrez Saldívar, de 42 años; David Vargas Araujo, de 46; Alejandra Chávez Chávez, de 45; Alejandro Sandoval Martínez, de 50; Faustino Diego, de 46; Alberto Sandoval Rodríguez, de 25; José Ambrosio Martínez, de 50, y Enrique Guerrero Aviña, de 28 años.

La CNTE insistió en que “no son criminales” e informó que estaban desaparecidos desde el viernes 17 de mayo.

Luego de que la CNTE reconociera a los integrantes de su organización entre los detenidos, MILENIO solicitó a la Segob una confirmación de que había tres maestros y un simpatizante de la coordinadora entre los detenidos, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

En la conferencia el subsecretario de Gobernación aseguró que las aprehensiones fueron realizadas por la Policía Federal.

También señaló que las capturas se realizaron luego de operaciones de inteligencia que tuvieron una duración de cuatro meses.

"""Las investigaciones aludidas se llevaron a cabo haciendo uso de la más moderna tecnología con que cuentan las instituciones y mediante un trabajo de inteligencia e investigación científica criminal"", sostuvo.

Eduardo Sánchez destacó la labor que llevan a cabo los nuevos grupos especializados en secuestro, en los cuales participan servidores públicos de diversas dependencias del gobierno federal “altamente capacitados y entrenados, quienes dedicaron más de cuatro meses de minucioso y arduo trabajo” a este caso.

Según la investigación, estas personas habían perpetrado antes otro secuestro, además de que en el operativo se incautaron una pistola calibre 9 mm, mil 701 cartuchos de diversos calibres, dos vehículos, equipos de comunicación y de cómputo.

La sección 22 confirmó que los detenidos son Mario Olivera Osorio, Lauro Atilano Grijalbo Villalobos y Sara Altamirano Ramos, además del activista Damián Gallardo Martínez.

Según la CNTE, los involucrados fueron detenidos por las fuerzas federales y acusados del delito de secuestro, pero reiteraron que son víctimas de acusaciones “falsas”.

En respuesta, los profesores realizaron una marcha por la ciudad de Oaxaca para demandar la libertad de los detenidos y anunciaron más protestas, a fin de lograr ese objetivo.

Otro grupo de 150 mentores cerró durante cuatro horas la carretera Panamericana, a la altura del poblado de Jalapa del Márquez (en la región del istmo de Tehuantepec), para exigir la liberación de los docentes.

David Estrada Baños, secretario de Relaciones y Alianzas con Organizaciones del gremio, argumentó que los profesores y el activista son inocentes.

Precisó que la PGR y la Policía Federal sembraron evidencias para inculparlos, golpear al movimiento magisterial y criminalizar la lucha social en vísperas del proceso electoral y la reorganización de las agrupaciones sociales en la entidad.

La CNTE aseguró que los detenidos son profesores dedicados al trabajo social. Mario Olivera Osorio pertenece a la comisión organizadora del Frente Único de Lucha Social, que surgió de la movilización social de 2006 con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

A su vez, Lauro Atilano Grijalbo Villalobos es director de una primaria en Santa Cruz Tagobala, mientras que Sara Altamirano Ramos fue precandidata del PRD en Jalapa del Márquez.

La sección 22 dio a conocer que con la solicitud de libertad de los tres profesores exigirán la aparición con vida de otros mentores, incluidos Carmen Sánchez Parada y Rafael Vicente Rodríguez Enríquez.

— MARIANA OTERO-BRIZ Y ÓSCAR RODRÍGUEZ