20 de mayo de 2013 / 06:29 a.m.

El técnico de Santos Laguna, el portugués Pedro Caixinha, destacó la entrega de sus jugadores en esta empresa que calificó de difícil, pues salieron con la cara en alto para intentar superar un marcador adverso ante Cruz Azul.

"Quiero felicitar a Cruz Azul, que ha sido un digno vencedor. Está en la final con todo mérito, pero no puedo comentar este partido sin comentar la última serie: veníamos aquí con una tarea difícil y se hizo más difícil aún cuando sufres los goles de la misma manera que los sufriste en Torreón, con un autogol y aquí regalas el primero".

"Hubo muchas condicionantes en el partido pero hay que felicitar a Cruz Azul que está en la final. Pero también felicitar al equipo y a los jugadores, que venían con ganas e intención y han dejado todo en la cancha; salimos con la cabeza alta, intentamos de todo, era difícil remontar porque necesitábamos cuatro goles", agregó.

Caixinha explicó que su escuadra buscó todo el partido intentar darle la voltereta al encuentro, pero con las expulsiones del colombiano Carlos Darwin Quintero y el panameño Felipe Baloy se perdió la serie.

"Entras bien en la segunda mitad y te quitan un jugador en los primeros minutos, en el caso de Quintero; lo mismo con Baloy, y ahí estuvo definida la serie. Pero no terminó el carácter, la actitud de los jugadores que no dejaron de luchar contra todo y contra todos, y salió con la cara en alto".

El entrenador lusitano consideró que los errores cometidos en los dos partidos de la serie le costaron caro a su escuadra, como el autogol de Rafael Figueroa en la ida y el pase de Rodolfo Salinas a Javier Orozco, que significó el 1-0 esta noche en el Estadio Azul.

"Los errores se pagan caro, en partidos de estos te eliminan. No le quito mérito a Cruz Azul, si no cometes tantos errores sería una serie más pareja, pero el futbol es así y hay que saber vivir con eso y continuar con el ciclo para el siguiente torneo", señaló.

Notimex