23 de septiembre de 2013 / 12:41 p.m.

Monterrey.- Por lo menos unas 40 mil viviendas abandonadas son las que autoridades locales estiman que haya en el área metropolitana.

En reunión quincenal de los alcaldes municipales con el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, celebrada en fecha pasada, se acordó que se realizará un censo para conocer con exactitud la afectación del problema. Este conteo, será el primer paso que se dará en el trabajo en conjunto con el Infonavit, el cual iniciará un programa para reasignar las propiedades a nuevas familias y que los inmuebles puedan ser habitados.

Tan sólo en Guadalupe se estima que hay unas 4 mil viviendas en abandono, informó el munícipe César Garza Villarreal, mientras que en Apodaca habría otras 5 mil, añadió el alcalde Raymundo Flores Elizondo.

El delegado del Instituto en Nuevo León, Filiberto Ceseñas, refirió entonces que no había datos de cuántas viviendas estaban en esa situación y que sería prematuro dar una cifra.

“HAY MUCHOS ROBOS”: VECINA

El deterioro de las casas deshabitadas es un dolor de cabeza para habitantes de fraccionamientos del área conurbada. Inseguridad, acumulación de basura y pérdida de plusvalía de la colonia son algunas de las dificultades que generan el estado de estas viviendas.

En diversos recorridos por los fraccionamientos se constató la problemática, que también impacta en diferentes áreas de uso común y la seguridad de la zona. Y es que desde robos a viviendas, cristalazos y asaltos, hasta ejecuciones relacionadas con el crimen organizado, es lo que se vive en estas zonas, relataron colonos.

“Está muy peligroso, la vez pasada encontraron unos cadáveres”, dijo María Concepción Ramírez, de la colonia Real de Palmas, en Zuazua.

“Hay muchos robos a habitación, hay muchos muchachitos en las esquinas esperando a ver quién sale y se meten a cualquier hora del día”, declaró.

La falta de luminarias y la insalubridad que genera el descuido de las viviendas también afecta a habitantes de Salinas Victoria.

Desde al menos un año no cuentan con servicio de alumbrado público ni de recolección de basura, cuya acumulación atrae fauna nociva, como insectos y roedores.

“Las lámparas están fundidas y no tenemos luz”, expresó Leonor Reyes, originaria de Tabasco y quien se mudó a Salinas Victoria hace unos cinco años. “En la noche todo esto es como una boca de lobo”, afirma.

En una situación similar están colonias de El Carmen y Ciénega de Flores. Los colonos han pedido soluciones a las autoridades para ello, pues diariamente se exponen a sufrir algún atraco al salir de sus casas rumbo al trabajo, cuando todavía no ha amanecido.

Claves

Multifactorial

-Con el tiempo, el deterioro de las casas solas contribuye a la caída en la plusvalía en los fraccionamientos, incide en la proliferación de basura y fauna nociva, además de ofrecer guarida a delincuentes.

-Es lo que deben soportar colonos de municipios como Salinas Victoria, El Carmen y Ciénega de Flores, quienes han reportado varios robos a casa habitación, hurtos tipo cristalazo y asaltos a transeúntes.

 — NADIA VENEGAS