6 de marzo de 2013 / 06:25 p.m.

Guadalupe.- • Luego de la muerte del joven Eduardo Cerda Villarreal por un impacto de bala que fue disparada por un elemento de la policía de Guadalupe, el sargento Florencio Santos Hernández, director de esa corporación policiaca indicó que se trató de un error de procedimiento.

Reconoció que el policía Rodrigo Castañeda se equivocó, pues no debía disparar.

En entrevista con Azucena Uresti, en Milenio Radio, añadió que las sanciones a los elementos que disparen cuando no es necesario podrían ser sometidos al arresto y una separación de su cargo.

Destacó que a los policías de Guadalupe se les capacita 6 meses antes de que se les otorgue porte de arma y dicha capacitación incluye procedimientos y acciones legales, relaciones humanas, entre otros.

El sargento comparó a la corporación policiaca con el caso de una familia en que los hijos a pesar de recibir una misma instrucción unos no siguen buenos pasos y otros no.

Para finalizar leyó el protocolo que se les entrega a los elementos, en el cual se establece que queda prohibido utilizar las armas en contra de personas desarmadas, aunque estén huyendo; sólo se establece el uso de las armas al ser agredidos con artefactos similares.

Indicó que se pueden denunciar a los elementos que incumplan con estos estatutos en los teléfonos: 9982-1464-69; el 8184-5987-02; el radio 62*130736*158, o a los teléfonos de la corporación que son 8135-5900 y el 8135-5906.

REDACCIÓN