31 de enero de 2013 / 01:46 a.m.

El nuevo portero de Real Madrid, Diego López, consideró que el empate cosechado este miércoles 1-1 con el FC Barcelona fue justo, pero que en la recta final pudieron firmar la remontada.

Esta tarde, el estadio Santiago Bernabéu disfrutó de un clásico más, ya que se disputó el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey, en que los "merengues" rescataron el empate 1-1 en el minuto 81, a través del galo Raphael Varane.

"Es un resultado justo y deja muy abierta la eliminatoria. Sabemos que el Barcelona es un equipo que crea muchas opciones de gol, pero al final hemos tenido el 2-1", declaró López, quien llegó procedente del Sevilla el viernes pasado.

El fichaje se dio después de conocer que Iker Casillas estaría ausente de las canchas por tres meses, debido a una lesión en la mano izquierda, por lo que su debut no pudo ser mejor. "Desde que llegué he estado tranquilo porque los compañeros me han apoyado mucho. No puedo estar más contento", afirmó.

"Todo ha sido muy positivo. En el Bernabéu, con la responsabilidad que conlleva, me he sentido siempre muy bien. En la primera parte hemos aguantado muy bien y ellos han creado pocas ocasiones. Hemos conseguido el empate, que deja la eliminatoria abierta y tenemos opciones de pasar", agregó el arquero.

López Rodríguez firmó una buena actuación esta tarde y tras la confianza depositada en él por el técnico José Mourinho para afrontar este clásico, todo indica que será el guardameta titular, pero él es cauto al respecto. "Yo voy a trabajar, entrenarme y, para cuando quiera el entrenador, estar preparado", concluyó.

Notimex