24 de enero de 2013 / 01:57 p.m.

Monterrey • Como vergonzoso definió Evolución Mexicana el incremento de sueldo de 13% que pretenden aprobarse este viernes los diputados locales bajo el argumento de que tiene 10 años sin un solo aumento.

Para la dirigente de este organismo ciudadano, Lorenia Canavati, el aumento que que buscan los legisladores contradice la situación económica por la que atraviesa el estado y es criticable porque, dice, no han hecho nada para merecerlo.

“"Creemos que ahorita es momento de ajustarse el cinturón, de austeridad porque vemos que no hay dinero en los municipios, no hay dinero en el estado, y encima de esto se quieren aumentar el sueldo"”, opinó Canavati.

Señaló además que un aumento de este tipo sería contradictorio si se toma en cuenta la serie de incrementos que apenas en diciembre le recetaron a la ciudadanía: ISN, predial, y la permanencia de la tenencia.

Para Lorenia Canavati, los diputados no han trabajado en pro de la ciudadanía, por lo que un aumento de sueldo sería sólo una acción egoísta.

“No se merecen el aumento, pues no han visto por los ciudadano, ni han visto por los intereses de la ciudadanía, sino solamente por los intereses de sus partidos, sería vergonzoso que se aumentaran de esta manera su sueldo”, sentenció.

La activista señaló que el sueldo actual de los legisladores es alto y no requiere de incrementos, por lo que hizo un llamado a los diputados locales para que voten en contra del incremento.

“76 mil pesos es muy buena cantidad de dinero, si no, hagan una encuesta con la ciudadanía de Nuevo León para que vean que cualquier familia estaría feliz con este dinero. Finalmente nosotros somos sus jefes, y como sus jefes les decimos que no ameritan un aumento de sueldo porque no han hecho una buena labor”, expuso la dirigente del organismo.

Lorenia Canavati anunció que comenzarán a pedir la opinión de la gente mediante las redes sociales y alistan el envió de cartas a cada uno de los 42 diputados en donde les expresan su rechazo a la medida y les piden no aprobar el aumento salarial.

REYNALDO OCHOA