28 de febrero de 2013 / 01:19 a.m.

Profesores de nivel básico explicaron que desconocen los pormenores del caso de la detención de Elba Esther Gordillo, líder del SNTE, y que no tienen autorización para hablar al respecto.

 Monterrey.- • Al cuestionarles su opinión sobre la detención de la dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo, los maestros prefirieron callar.

Los maestros, que acudieron a varios planteles educativos ubicados en el centro de la ciudad y en la zona sur, simplemente no accedieron a dar su opinión, porque, dijeron, no cuentan con autorización para comentar al respecto.

Dos maestras de la Escuela “Venustiano Carranza”, que fueron cuestionadas antes de ingresar a clases, se limitaron a decir que ellas solo pueden asegurar que continuarán con las clases como hasta ahora y que cumplirán con su trabajo.

“No esperábamos esto, nosotros desconocemos los movimientos que se hacen más arriba, nosotros no podemos suspender clases, seguiremos con el plan de trabajo”, mencionó María Elena Herrera.

Mientras que otra de las profesoras de primaria, Zuleida Dávila, señaló algo similar: “nos tomó de sorpresa, no sabemos de los movimientos que hacen las autoridades en ese tipo de gestiones; sí nos sorprendió, aunque a veces te puedes imaginar que suceden cosas, pero no a esa magnitud… vamos a continuar trabajando normal”.

Algunos docentes no quisieron profundizar sobre el tema y señalaron desconocer el caso.

Otros evadieron las preguntas y se limitaron a mencionar que es un asunto donde la autoridad investigará.

En algunos planteles, como la Secundaria 50 en el turno vespertino, señalaron que no cuentan con autorización de la Secretaría de Educación para manifestar su opinión.

ZYNTIA VANEGAS