REDACCIÓN
25 de agosto de 2013 / 03:53 p.m.

Monterrey.- • A dos años de que se registró el ataque al casino Royale, dos de los involucrados en el hecho fueron trasladados a un Cereso de máxima seguridad de otro estado y uno de los acusados promovió un amparo para permanecer recluido en el penal del Topo Chico.

 

Fue apenas el pasado 19 de junio cuando los sentenciados Tomás Barbosa Sánchez y José Alfredo Grimaldo Rodríguez, fueron llevados al Centro Federal de Reinserción Social No. 2, en el estado de Guadalajara.

 

Ahí deberán cumplir la pena de 75 años de prisión que les impuso el juez primero penal de Monterrey por considerarlos responsables del homicidio calificado de las 52 personas que murieron intoxicadas en el interior del casino.

 

Al enterarse del movimiento que hicieron con sus supuestos cómplices, Javier Alonso Martínez Morales promovió un amparo para evitar su traslado a cualquier otro centro de reclusión.

 

Con ayuda de sus defensores, Martínez Morales solicitó la protección de las autoridades federales en el juzgado tercero de distrito en materia penal.

 

Alonso está preso en el penal del Topo Chico en espera de que el juez primero de Monterrey le resuelva la sentencia, junto con Gerardo de León Jiménez y Antonio Camacho Jaco.

Ellos tres forman parte de los primeros 10 detenidos que lograron ubicar los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

 

Sus cómplices: Luis Carlos Carrazco Espinoza, Jonathan Jair Reina Gutiérrez, Julio Tadeo Berrones Ramírez, José Ángel Leal Flores, Jonatán Emmanuel Estrada Pérez, Tomás Barbosa y José Alfredo fueron condenados el 14 de diciembre del año pasado.

 

También están en espera de la sentencia Jesús Rafael Torres Bautista, "El Colitas"; Américo Orlando Soto Torres; y Saúl Becerra.

Ellos fueron los últimos en ser detenidos y recluidos en el Topo Chico, por lo que todavía se están desahogando pruebas en el proceso, donde se acumularon 11 expedientes más al original que inició en octubre de 2011.

 

También está pendiente que se inicie la causa criminal por el multi homicidio en contra de: Miguel Escamilla, ex policía de Seguridad Pública del estado; Baltazar Sauceda Estrada, "El Mata perros"; Roberto Carlos López Castro, "El Toruño"; José Alberto Loera Rodríguez, "El Voltaje"; y Jesús Alejandro García González, "El Borrado" o "El Gato".

 

Los primeros cuatro se encuentran recluidos en distintos centros penitenciarios ubicados en diversos estados de la República Mexicana y a disposición de las autoridades federales; mientras que el último de los mencionados aún se encuentra prófugo de la justicia nuevoleonesa.