— FRANCISCO ZÚÑIGA
15 de junio de 2013 / 04:58 p.m.

Monterrey • En los últimos diez años, el costo de alimentos en el país se ha incrementado 42 por ciento, debido principalmente a sequías prolongadas y heladas atípicas consecuencia del cambio climático, pero también a la ausencia de una estructura institucional adecuada, denunció el diputado federal Marco González Valdez, lo que ha provocado que muchos productos prácticamente sean inalcanzables para millones de mexicanos.

“El cambio climático ha ocasionado pérdidas en la producción agropecuaria, reduciendo la oferta de alimentos y un incremento del 42 por ciento en los precios.

“De seguir así, en los próximos diez años, según la FAO y la OCDE, los costos de alimentación subirán en otro 40 por ciento al menos, lo que nos obliga a pensar las estrategias que lo eviten de manera inmediata” puntualizó el legislador.

Se trabaja con programas del pasado, por la falta de reformas adecuadas, lo que afecta el derecho a la alimentación de todos los mexicanos, pero principalmente de quienes menos tienen, que en nuestro país son más de 40 millones, dijo el también presidente del Comité del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria.

Explicó que estas premisas las planteó durante la primera Mesa Analítica PEF 2014, que se organizó como parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que lleva a cabo la Comisión Nacional de Desarrollo Social.

El legislador comentó que urge legislar para facilitar la creación de programas productivos en Desarrollo Social, y por ellos es importante promover las reformas constitucionales, y al mismo tiempo, crear un nuevo marco regulatorio.

“En la actualidad no hay una estructura institucional adecuada, se opera con los programas del pasado, y se prioriza el asistencialismo, en lugar de la productividad”, expresó el legislador federal del PRI.

Consideró que se necesitan propuestas precisas que provengan de las organizaciones de campesinos, para direccionar adecuadamente los cambios que se requieren en las instituciones y en las leyes del país.

“Presupuestos y programas inerciales llevan a resultados inerciales, por esta razón se tiene que evaluar y decidir en mantener lo que sí da resultados y reorientar presupuestos, programas y la política pública en general en áreas de oportunidad, con tiros de precisión y no escopetazos”, dijo.

Una de las principales preocupaciones de los organismos y el gobierno es garantizar el derecho a la alimentación de los mexicanos más pobres, perjudicado por las condiciones económicas, pero también por la acción de la naturaleza. González Valdez enfatizó que el cambio climático han alterado los ciclos de riego y siembra, debido a la sequía recurrente y las heladas atípicas. “Se han afectado severamente las capacidades productivas de nuestro país, así como la volatilidad de los precios.

Se han hecho intentos por mejorar esto. Desde 2011 inició un movimiento global denominado “La Nueva Visión de la Agricultura” que propone focalizar esfuerzos en el pequeño productor, con miras a lograr mayor sinergia entre los sectores público y privado.

Existe un derecho a la alimentación, y sólo se puede lograr con la aplicación de políticas públicas en el campo que garanticen elevar la productividad, explicó el legislador.

Para ello, buscan impulsar una política de proyectos estratégicos regionales y diferenciados fundamentales para la transformación.

“Se focalizan los recursos y programas incluidos desde la aprobación del presupuesto federal para disminuir los programas de subsistencia, y se promueve la asociatividad para lograr innovación tecnológica, sustentabilidad del agua, y agregación de valor”, dijo.

Esto, agregó, representa un alto componente de financiamiento, para lograr que el sector privado se involucre y de esa manera eficientar los procesos.

Platos vacíos

Marco González Valdez, diputado federal del PRI, señaló que según previsiones de la FAO y la OCDE, el costo de los alimentos aumentará 40% en los próximos diez años.

El uso recurrente de programas de Desarrollo Social obsoletos y polìticas públicas ineficaces han violentado el derecho a la alimentación de más de 40 millones de mexicanos, dijo.

La alteración de los ciclos de riego y siembra debido a sequías y heladas atípicas han afectado la productividad agropecuaria del país, favoreciendo volatilidad de precios y especulación económica.

También alborota al dengue

Jesús Zacarías Villarreal Pérez, secretario de Salud estatal, informó que tras las lluvias registradas en la entidad, los casos de dengue se han incrementado hasta cien por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado. El funcionario detalló que a la fecha se tiene registro de 535 casos, de los cuales, 533 son de tipo clásico y dos hemorrágico, éstos últimos registrados en San Pedro Garza García y Santa Catarina.

“Ahora hemos tenido el doble de casos que teníamos el año pasado, más de 500, la mayoría clásicos, no hay defunciones hasta ahorita, pero la circulación del virus ha sido muy fuerte en todo el país.

“Ha sido un gran esfuerzo, esperemos en salir bien librados este año, pero no hay duda que el riesgo es mayor que el que teníamos en años anteriores y más ahora que afortunadamente hemos tenido lluvia, el beneficio es inmensamente superior al riesgo del dengue, pero nos obliga a alertar al público en este tema”, expresó.

En caso de detectar un incremento en la cantidad de mosquitos transmisores del dengue, se solicita a la población llamar al Departamento de Vectores de la Secretaría de Salud, al teléfono 8130-7057.