Redacción/Mirna Salas
23 de diciembre de 2013 / 06:20 p.m.

Monterrey.-En nuestro país los juguetes antiguos eran coloridos y simples, hechos de madera, barro o tela, y a mano, todo un trabajo artesanal.

Una muñeca de trapo o porcelana, con la que las niñas jugaban a ser mamás, se ha convertido en plástico con el cuerpo de una joven.

Los carritos y avioncitos hechos de lámina, empujados por una cuerda, hoy tienen todo un mecanismo de arranque y hasta control remoto.

Los tradicionales yoyos y trompos de madera ahora son de plástico y hasta tienen luces de colores.

Una resortera fabricada hasta por los propios pequeños quedó a tras para dar paso a las pistolas de dardos que venden en las jugueterías.

Sin embargo, actualmente los niños prefieren la tecnología para divertirse, las niñas prefieren un celular y los niños optan por una consola con juegos de video.