6 de marzo de 2013 / 03:32 p.m.

Envuelto en su peor crisis desde que arrancó la  era de Víctor Manuel Vucetich, esta tarde el  Monterrey iniciará su  camino hacia el tricampeonato de la Concacaf Liga de Campeones.

Con una marca negativa de cuatro derrotas en las últimas cinco fechas del Clausura 2013, los Rayados, bicampeones del área, desafiarán al modesto Xelajú de  Guatemala en punto de las 19:00, en juego de Ida de Cuartos de Final de la Concachampions.

El Monterrey se meterá al estadio Mario Camposeco con la  intención de aminorar las críticas, ganar oxígeno y, sobre todo, credibilidad en su propuesta de  juego.

Al menos en el papel, el reto luce alcanzable por las limitadas  condiciones de su rival, que no obstante, eliminó al Guadalajara  en fase de grupos.

Para fortuna rayada, el Xelajú  vive un mal similar. Acumula tres derrotas consecutivas en las que no ha marcado un solo gol y en  cambio ha recibido 10.

Además, si los Rayados figuran  entre los peor posicionados de  la Liga MX con 10 puntos de 27 posibles, los Chivos de Xelajú, uno de los tres mejores equipos del  futbol de Guatemala, atraviesan  por una crisis que se traduce en  9 unidades de 24 alcanzables.

De hecho, las similitudes entre  Rayados y Xelajú se acrecentaron cuando ambos, en la jornada  anterior, perdieron frente a dos rivales inferiores como Querétaro y Petapa, equipos involucrados  en la zona de descenso en ambas Ligas.

Los Rayados cayeron 1-0 ante  Gallos en La Corregidora, mientras que los Chivos sucumbieron a domicilio por 3-0 ante un adversario que ni siquiera había ganado.

El punto a favor que cargará el  Monterrey en esta eliminatoria  es la experiencia que presume en su calidad de bicampeón reinante de la zona. Asimismo,  que cerrarán la serie en el estadio Tecnológico.

En contraparte, el Xelahú depositará su confianza en la sabiduría de su entrenador, el tico Hernán Medford, actor  principal de varias desgracias  marcadas al futbol mexicano como el Aztecazo, así como las  eliminaciones al Monterrey y Pumas en la Concacaf 2005 y  recientemente a la Chivas en la presente edición.

Así como sucede en la Champions League, el primer criterio  de desempate en la Concacaf  será el gol de visitante. Por lo tanto, en este primer capítulo,  Rayados tendrá que proponer  un juego agresivo.

Deberá inclinarse por una estrategia abierta,  con intención de traerse a casa  un resultado con goles, que le  permita manejar la vuelta con  mayor precaución para completar  su pase a Semifinales.

Jaime Garza