11 de mayo de 2013 / 07:10 p.m.

El Cagliari interrumpió la novena victoria consecutiva de los campeones de Italia.

Cagliari pasó adelante a los doce minutos con un gol del colombiano Víctor Ibarbo.

El jugador partió desde antes de la mitad de la cancha con el balón pegado a los pies, pasó en medio de dos defensores y superó al portero, Marco Storari. Seis goles ha convertido el atacante colombiano en este campeonato.

El atacante Mirko Vucinic anotó el gol de Juventus a los 61 minutos, al desviar a dos pasos del arco un centro de cabeza del volante chileno Arturo Vidal, los goleadores del equipo con diez tantos cada uno.

La Juventus totalizó 87 puntos.

Junto a Ibarbo estuvo el chileno Mauricio Pinilla, que se vio muy bien, tras haber saltado los últimos dos encuentros por haber estado suspendido tras una entrada violenta contra un adversario. Le perdonaron incluso la tercera fecha de suspensión y pudo así jugar contra la Juve

La Juve tuvo varias oportunidades en el primer tiempo para lograr el empate en la 37ma fecha de la Serie A de Italia.

La primera fue con un tiro de Vidal que tapó el portero, Michael Agazzi. A los 33, Sebastian Giovinco estrelló el balón en un travesaño en un tiro libre.

Aunque el Cagliari ya había obtenido su permanencia en la Serie A y sin posibilidades de disputar las copas europeas, se empeñó al máximo para aguarle la fiesta a la Juventus.

En el segundo, A los 50, Emanuele Giaccherini definió muy angulado, pero el arquero alcanzó a desviar al córner.

A los 65, Vidal estuvo muy cerca de anotar el segundo tanto al tratar de cabecear un balón en la línea del arco adversario, pero por poco no lo alcanzó.

En la Juve volvió a jugar el volante chileno Mauricio Isla, que en su primer campeonato con su nuevo equipo ha estado casi siempre en la banca. Lanzó un peligroso centro a los 68 que desvió Claudio Marchisio, y la pelota salió apenas desviada.

A los 80, un tiro de Isla desde fuera del área rozó el travesaño.

El Cagliari quedó con 44 puntos, en la mitad de la tabla de posiciones, y se conformó con el placer de igualar con el campeón.

AP