8 de mayo de 2013 / 06:09 p.m.

El Muludia de Argel, finalista de última copa argelina de fútbol en la que el se impuso el Itihad, ha recibido una fuerte sanción por parte de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por su decisión de no participar en la ceremonia de entrega del trofeo.

El coordinador de la sección de fútbol del club, Omar Grib ha sidos suspendido de por vida, mientras que el entrenador Yemal Menad, antiguo jugador de la selección nacional, y el guardameta, Sauzi Chaouchi, recibieron una sanción de dos años, aunque sólo deberán cumplir doce meses de suspensión, según anunció hoy la LFP en un comunicado.

Asimismo, el capitán del equipo, Redha Babouche no podrán pisar el terreno de juego durante un año por su supuesta relación con la decisión del club de no volver al campo tras el partido, jugado el pasado 1 de mayo, para recibir de manos del primer ministro, Abdelmalek Selal, la medalla de plata.

Tras caer derrotado por 1-0 ante el Itihad (USMA, según sus siglas en francés), los jugadores del Muludia boicotearon la ceremonia de entrega de trofeos en protesta por lo que consideraron una actuación arbitral injusta.

La decisión del Muludia, uno de los clubes más antiguos del país, saltó inmediatamente a la primera página de los medios nacionales, especialmente los deportivos, y numerosas personalidades del deporte exigieron la imposición de sanciones ejemplares.

EFE