5 de enero de 2013 / 03:18 p.m.

Monterrey  La Canaco Monterrey ofreció asesorar a todos los comerciantes que deseen ampararse en contra del aumento al Impuesto sobre Nómina, porque consideran que es injusto y afecta a los negocios al incrementar sus costos.

Ramón Cantú Willman, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Monterrey, aclaró que hasta el momento ninguno de sus agremiados ha manifestado su intención de promover un juicio ante la Justicia Federal para librarse del gravamen, pero hay que recordar que estas nuevas disposiciones apenas van a entrar en vigor.

“Estamos dispuestos a brindar asesoría legal a nuestros socios que perciban que existe algún cobro exagerado”, refirió el representante patronal en Nuevo León.

Cantú Willman informó que como organismo la Canaco no puede ampararse, ya que debe ser cada patrón en lo particular quien presente sus agravios para buscar la protección de la justicia Federal, por lo que el papel que asumirán es el de apoyar a los inconformes y darles la asesoría legal que necesiten.

Los comerciantes establecidos consideran que un impuesto nuevo o el incremento en alguno ya existente afecta la carga tributaria y, por ende, la operación de las empresas.

“Se deben analizar otros mecanismos para buscar mayores recursos para satisfacer las necesidades del estado.

Los diputados locales y federales deben insistir en que se cambien las fórmulas de distribución de recursos a nivel federal, para que Nuevo León reciba mayores participaciones”, sugirió el representante gremial.

Cantú Willman insistió en que los servidores públicos deben encontrar otras maneras de allegar recursos al erario, y no sólo cargando más los impuestos a los contribuyentes cautivos.

“Sin embargo, el incremento al Impuesto Sobre Nóminas ya fue aprobado, por lo que estamos dispuestos a asesorar a nuestros socios que deseen interponer algún recurso legal para defenderse contra esta medida”, manifestó el entrevistado.

SOLIDARIDAD POR EL PREDIAL

El presidente de Canaco lamentó que la autoridad, no conforme con elevar el ISN, también haya afectado a la comunidad en general con un incremento al impuesto predial, que significa un golpe al bolsillo de los ciudadanos.

“Insisto en que en lugar de estar incrementando impuestos, los gobiernos deben aplicar planes de austeridad y amarrarse el cinturón, como sucede en cualquier empresa, o con las finanzas familiares”.

Aclaró que la asesoría legal la harán extensiva para quienes consideren que hay un cobro exagerado en la actualización catastral.

Queja persistente

Ramón Cantú Willman, presidente de la Canaco en Nuevo León, invitó a comerciantes que deseen ampararse contra el incremento del ISN a buscar asesoría en las oficinas de este organismo.

Rumbo al cierre de la pasada Legislatura, el Congreso local aprobó un incremento de esta imposición para que pasara de un 2 a un 3 por ciento.

Los empresarios sostienen que dicho incremento afecta la carga tributaria de sus empresas y por ende, la operación de las mismas, por lo que piden, se dé marcha atrás.

— FRANCISCO ZÚÑIGA