22 de enero de 2013 / 02:36 a.m.

 Monterrey.- • La Cámara Nacional de Comercio mostró ayer su recelo al proyecto de reordenamiento de comerciantes formales e informales que el municipio de Monterrey contempla para su plan turístico denominado “Monterrey Histórico”.

Tras una reunión privada en la secretaría del Ayuntamiento regio, en la que participaron la titular de la dependencia, Sandra Pámanes, la secretaria de Desarrollo Urbano, Brenda Sánchez y el asesor Gabriel Todd, el presidente de Canaco, Ramón Cantú, fijo la postura del organismo.

Explicó que si bien le mostraron conceptos generales del proceso que se avecina, condicionó su apoyo al resultado de una consulta directa entre los agremiados de Canaco.

“Eso es lo que vamos a ver en su momento, tenemos que hablar con los comerciantes de las zonas donde haya esas áreas peatonales para ver el punto de vista de ellos, que no salga perjudicado el comercio formal.

“Nos dijeron solamente que están iniciando sus estudios, que quieren sacar un buen proyecto y que no perjudique a nadie y que se beneficie a todos, que todo mundo salga beneficiado, quedaron de hablarnos en 2 ó 3 semanas”, detalló.

Por adelantado, Cantú exigió que la inclusión de los puesteros en el proyecto se dé sólo si aceptan sujetarse a un esquema de pago por uso de locales, similar al que opera en grandes centros comerciales.

“Si autoriza algo el municipio, que sea comercio formal aunque les cobren una renta como cualquier centro comercial, que existan esas islas en los pasillos, pudiera ser una solución, que paguen, que se vuelvan comerciantes formales”.

Dado que Monterrey Histórico está pensado para arrancar durante el mes de marzo, el presidente de Canaco emplazó a la autoridad municipal para que acelere la presentación del proyecto a los involucrados o, de lo contrario, amagó con no apoyar el plan.

“Tendrían que presentarnos el proyecto antes de que se inicie ese Monterrey Histórico…simplemente nosotros no participamos en un proyecto en cuanto ahorita que no lo conocemos, en el momento que ya tengan, vamos a decir un anteproyecto, ahí si ya pudiéramos conocerlo más a detalle y poder dar el punto de vista de los comerciantes”, refirió.

En tanto, Gabriel Todd explicó que la reunión versó sobre los avances en materia de proyectos y el comercio informal, desde el punto de vista del Instituto Municipal de Planeación que se prevé encabece en las próximas semanas.

No obstante, sentenció que en plan turístico prohibirá la presencia de puesteros o comercio informal.

"Este polígono (de ubicación de comerciantes informales) es fuera del polígono histórico, no es dentro de esa zona, esa zona si se pretende ser lo más cuidadoso posible", sostuvo.

Dijo que el estudio para el reordenamiento tendrá que ser aprobado por el Comité del Implan y se prevé que los oferentes terminen en una zona que les garantice buenas ventas sin afectar al comercio establecido.

 Luis García