20 de septiembre de 2013 / 08:37 p.m.

Ciudad de México • Televisores, ventiladores, ropa y hasta colchones son algunos de los productos que perdieron tanto pequeños comercios como grandes tiendas departamentales en Acapulco, por la rapiña desatada durante la emergencia que provocó la tormenta Manuel.

Sin embargo las denuncias vendrán después, lo primero es atender la contingencia, indicó Javier Saldívar Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) del puerto.

“La pérdida de comercios es multimillonaria, no nos hemos metido a cuantificar porque el primer compromiso del sector empresarial, del sector comercio, servicios y turismo de Acapulco es trata de ayudar a la población”, afirmó.

Saldívar Rodríguez precisó que los robos a comercios se dieron solo en ciertas zonas de Acapulco, particularmente en la entrada a la Zona Diamante. “Esto fue exactamente el día sábado, con el agua hasta el cuello la gente estaba sacando televisores, estaba sacando otro tipo de enseres”, relató.

La sucursal de Costco en Punta Diamante fue una de las más afectadas por la rapiña y los saqueos, según se observó en fotografías que circularon en redes sociales.

En un comunicado, Costco de México reprobó dichos actos y señaló que ante la lamentable situación sus prioridades eran: “1. Garantizar la integridad física de nuestros colaboradores; 2. Detener de inmediato los actos de saqueo a nuestra sucursal que aún continúan; 3. Recuperar, lo antes posible, la cadena de abasto de Acapulco; 4. Mantener las 209 fuentes de empleo”.

Al buscar postura de WalMart de México ante la rapiña y el saqueo en Acapulco, su área de Comunicación Corporativa se limitó a decir que no tuvieron ese problema.

Pese a que las afectaciones al sector comercio podrían ascender a millones de pesos, tanto Costco de México como la Canaco Acapulco, que tiene un padrón de más de 8 mil 200 comerciantes, reiteraron que ahora corresponde apoyar a los damnificados, por lo que realizan colecta de víveres y donativos.

Respecto a las denuncias por robo, Javier Saldívar, presidente de la cámara de comercio local, anticipó que se interpondrán cuando tengan cuantificadas las pérdidas, para lo que ya realizan un censo de comercios afectados.

“En su momento pediremos la reunión con el presidente de la República, con el gobernador (…) porque son negocios micros, pequeños y medianos. Los más grandes tienen seguros, como sea van a salir adelante, pero a un pequeño comercio, negocios familiar, va a ser imposible que pueda hacer algo, necesitamos el apoyo”, subrayó.

Rosalía Solís