2 de junio de 2014 / 05:08 p.m.

Islas Cocos.- Aunque de entrada puede sonar un tanto extraño la idea de desarrollar un candado con conexión WIFI y Bluetooth, incorporar estas tecnologías a un trozo de metal destinado a asegurar la bicicleta añade ciertas ventajas.

De hecho, hacer que los objetos cotidianos -como este candado para bicicletas o una tostadora- se identifiquen y conecten de forma remota entre sí y con otros dispositivos es lo que se ha venido a llamar la "Internet de las cosas".

De modo que el candado para bicicletas Skylock se puede considerar una forma primigenia de estos objetos conectados. Dispone de una batería capaz de durar hasta ocho meses con una carga; pero además dispone de un pequeño panel solar para mantener la batería constantemente cargada: una hora de luz solar equivale a una semana de carga eléctrica. De este modo y al menos en teoría la necesidad de electricidad para que el candado funcione queda resuelta.

Además el candado puede conectarse a una red WIFI  o directamente al móvil a través de Bluetooth LE, de muy bajo consumo. Aquí está la clave del asunto -nunca mejor dicho- porque el candado se desbloquea desde el teléfono, de forma similar a como algunos coches pueden abrirse sin tener que sacar la llave del bolsillo; aunque en caso de necesidad, o de no tener el teléfono, el candado se puede desbloquear directamente tecleando el código.

La aplicación móvil del candado Skylock permite, por ejemplo, autorizar a otros teléfonos a abrir el candado, de tal modo que no es necesario disponer de las llaves para permitir que otra persona abra el candado y utilice la bicicleta. O permitiría, por ejemplo, compartir con otras personas diversos candados repartidos por la ciudad sin tener que cargar con ellos.

La autorización se puede retirar de forma remota en cualquier momento; algo parecido se puede hacer con candados de combinación enviando la clave por WhatsApp, aunque sería más tedioso.

Una ventaja es que sirve a los usuarios para poder detectar robos y accidentes

Otra función interesante en parte del candado Skylock es que dispone de un sensor de movimientos que puede enviar un mensaje de alerta al teléfono de los usuarios si detecta movimientos o vibraciones, por ejemplo si alguien mueve la bicicleta o si se intenta cortar el candado.

Digo que es interesante en parte porque para que esta función pueda operar es necesario que el candado esté conectado a una red WIFI (no tiene acceso a Internet móvil) de modo que cuando no esté conectado no podrá enviar la notificación.

Ese mismo sensor de movimiento puede detectar cuándo el ciclista sufre una caída o un accidente y, de forma parecida al casco de bicicleta que llama a emergencias si tienes un accidente, envía el aviso al móvil que a su vez puede efectuar la llamada de socorro en caso de ser necesario; es decir, si tras el impacto el ciclista no atiende el mensaje del móvil.

FOTO: Tomada internet(skylock)

AGENCIAS