10 de mayo de 2014 / 04:27 p.m.

México.- Los candidatos a la presidencia nacional del PAN, Ernesto Cordero y Gustavo Madero, coincidieron en ver al partido como una familia, y pugnaron por la unidad de esta fuerza política de cara a la elección del 18 de mayo.

Durante una gira proselitista por Guanajuato, Madero Muñoz manifestó ante militantes de León que "todos los panistas, más que miembros de un partido, somos miembros de una familia, pues compartimos una historia, principios e ideales".

Subrayó que si algo piden todos los panistas en el país es unidad, por lo que es muy importante reflexionar lo que está en juego en esta elección, pues no se trata de elegir entre dos apellidos sino cómo se entiende al PAN, a la política y dónde se ha fallado a los ciudadanos.

Indicó que algunos quieren explicar que los problemas del Partido Acción Nacional (PAN) empezaron en diciembre de 2010 y que con un cambio en la dirigencia éstos se resolverán, pero "el diagnóstico que yo tengo es más complejo y por eso decidí contender por la dirigencia".

Consideró que renunciar como lo hizo Germán Martínez ante un resultado electoral adverso no ayudó, por lo que "al no creer yo en la cultura de la dimisión decidí afrontar mi responsabilidad luego de que el partido perdió la Presidencia de la República después de 12 años de gobierno".

Más adelante, responsabilizó a Ernesto Cordero de que no se organizara un segundo debate, pues "cambiaron de opinión; primero dijeron que sí y después que no, por lo que desconozco si haya oportunidad todavía para la semana que entra".

Respecto a si habría fractura luego de la elección, señaló en entrevista que ha buscado hacer una campaña de respeto y de no agresión, sólo con propuestas y "queremos sembrar concordia y cosechar ésta".

Por su parte en una gira de proselitismo por Jalisco, Cordero Arroyo aseguró ante militantes de Arandas que "el PAN es una familia de gente honesta, de bien, congruente y que ha luchado por la libertad en México desde hace muchas generaciones".

Agregó que a la familia hay que cuidarla, protegerla y fortalecerla, y "de esto se trata el proyecto que estamos proponiendo, de regresar la unidad a esta familia, que volvamos a ser compañeros, que nos escuchemos y respetemos las opiniones de todos y que nadie quiera imponer su criterio".

Aseguró que de ganar su dirigencia dará un trato digno a la militancia, por lo que “ni Juan Manuel Oliva ni yo vamos a imponer nuestro criterio, ni vamos a designar arbitrariamente candidatos ni imponer a nadie, por lo que las decisiones importantes se tomarán en cada municipio".

Por otro lado, durante un encuentro con la militancia de Chapala, Cordero Arroyo manifestó que el rumbo histórico del PAN es formar ciudadanos y gobernar bien con preceptos humanistas y de bien común, "no co-gobernar con el PRI, por lo que tenemos que volver a formar gobiernos creíbles y confiables".

En su oportunidad Francisco Ramírez Acuña, ex gobernador de Jalisco y coordinador estatal de campaña de Ernesto Cordero, externó el apoyo de los panistas de la entidad a su candidato.

NOTIMEX